• Home
  • Economía
  • La crisis de vivienda que viene para los jóvenes.

La dificultad de encontrar donde vivir.

La crisis de vivienda que viene para los jóvenes.

Por Eduardo
Cada vez es más difícil adquirir una vivienda para los mexicanos, el problema es mayúsculo y se debe atender lo antes posible
| Economía
La crisis de vivienda que viene para los jóvenes.

La crisis de vivienda que viene para los jóvenes: No, no es sólo un problema de México, es a nivel mundial y es cada vez más grande. 

Algunos datos: 

  • En los años 80, se necesitaba el 30% de un sueldo promedio durante 5 a 10 años para poder comprar una casa. 
  • En la actualidad, es necesario el 50% de dos sueldos promedio durante 30 a 50 años para poder comprar una casa. 
  • El sueldo promedio en México es de 7 mil pesos al mes 
  • El precio mínimo de una vivienda en México según la región es de 600 mil pesos a 1.2 millones de pesos. 
  • La tasa de interés hipotecaria promedio en México es de 3.8% 
  • Según el CONEVAL, se debería destinar el 30% de los ingresos en vivienda (incluyendo agua, luz, mantenimientos, renta, etc…) 
  • El gasto de las familias del decil I en México para vivienda es superior al 50%, mientras que en las familias del decil X es del 10% 
  • La venta de viviendas se ha desplomado 31% en los últimos años. 

En resumen, un mexicano promedio necesitará destinar el 50% de su sueldo para adquirir una vivienda durante más de 30 años. 

¿En verdad es posible garantizar un ingreso en México durante 30 años? 

¿Es razonable destinar el 50% de los ingresos sólo para pagar vivienda? 

No, no lo es. 

En México se vive una crisis de vivienda de la que poco se habla. 

Y es que, el 80% de los mexicanos de 20 a 40 años (40% de los mexicanos), no podrán comprar una casa nunca. 

En una simulación de crédito cualquiera, para adquirir una vivienda de costo promedio de 1.2 millones de pesos, el banco pide comprobar ingresos mensuales de 24 a 32 mil pesos, y pagar una mensualidad mínima de 20 años de 9 a 11 mil pesos. 

simulacion credito

Según el INEGI y su estudio de Ingreso Gasto de los hogares las familias en México por deciles ganan lo siguiente: 

 

Decil 

Ingreso trimestral 

Ingreso mensual 

Porcentaje de hogares 

$9,938 

$3,313 

37% 

II 

$16,862 

$5,621 

16% 

III 

$22,274 

$7,425 

11% 

IV 

$27,558 

$9,186 

9% 

$33,367 

$11,122 

7% 

VI 

$40,108 

$13,369 

6% 

VII 

$48,670 

$16,223 

5% 

VIII 

$60,598 

$20,199 

4% 

IX 

$80,437 

$26,812 

3% 

$163,282 

$54,427 

2% 

En México, únicamente el 2% podría adquirir una casa de manera cómoda bajo las condiciones estipuladas por los bancos. 

Los demás deciles, deben de unir de 2 a 6 salarios mensuales para poder adquirir una vivienda. 

¿Surge una pregunta? 

Si sólo el 2% de México sería capaz de pagar un préstamo bancario. 

Y Si la venta de vivienda se desplomó y la gente no tiene dinero para comprar casa. ¿Por qué siguen subiendo los precios? 

¿Qué sucedió con la ley de la oferta y la demanda? 

Cuáles son los problemas: 

Existen tres factores mayúsculos del por qué la vivienda no baja de precio a pesar de la caída en la demanda: 

1.- Especulación por parte de los desarrolladores 

El primer problema, es que existe una verdadera mafia en torno al desarrollo inmobiliario, los desarrolladores de proyectos hacen vivienda sin tener un solo peso, y se financian mediante las preventas, haciendo castillos en el aire. 

La mayoría de los proyectos inmobiliarios se hacen especulando una "futura" venta a un tercero con plazo pagadero a 30 o 40 años; el riesgo, es que ese pago no puede estar de ninguna forma garantizado. Las ganancias por su puesto, se cobran de inmediato para el desarrollador a quien ya no le interesa que sucedió con el futuro del inmueble. 

Los beneficios, se usan para seguir invirtiendo en proyectos cada vez más grandes a plazos cada vez más difíciles de pagar. Una bola de nieve. 

2.- Exceso de temporalidad en los préstamos otorgados 

Para adquirir una casa, terreno o vivienda en general, los créditos hipotecarios se otorgan durante un plazo de 25 a 50 años. 

En pocas palabras, préstamo para toda la vida. 

La realidad, es que un número muy bajo de personas son capaces de pagar un préstamo de este tipo durante tiempos tan prolongados. Según expertos en materia de desarrollo social, los préstamos en materia de vivienda no deberían superar los 10 años. 

Por lo que la banca, al otorgar estos plazos irreales, fomenta el crecimiento de esta burbuja inmobiliaria, en donde únicamente ganan los desarrolladores y los prestamistas. 

3.- La falta de planes nacionales de vivienda social. 

El tema de vivienda, debería ser ya abordado por los gobiernos. Mientras los gobiernos no consideren a la vivienda un problema social, los abusos por parte de desarrolladores seguirán aumentando, mientras la gente se endeuda durante decenas de años con hipotecas impagables. 

Los estados nacionales, deben de abordar el tema de manera tajante y restringir la cantidad de desarrollos que se construyen con dinero ficticio, además de limitar a la banca para dejar de ofrecer créditos a muy largo plazo.

La vivienda en México está por generar una crisis social y bancaria de muy amplios alcances, en donde, como siempre, los más afectados, serán la clase baja y media de nuestro País. 


Eduardo

Economía, Finanzas, Auditoría, Rendición de Cuentas, Gobierno Abierto. Escribo en @Mexiconomics1 y @Cnexiones #RecuperaPuebla

Artículos relacionados

¡Todo está más caro!

El incremento en precios es palpable y preocupante. No es posible aceptar la versión oficial de inflación con estos tan obvios incrementos.

La inflación imparable.

La inflación en México está imparable, los datos de INEGI no representan la realidad, ¿problema metodológico o medición a modo?

¿Porqué diablos ha subido todo?

El fenómeno inflacionario es mundial, todos salimos afectados, pero hubo unos que fuimos impactados más que otros, Por ejemplo Australia tuvo una inflación de 4.1% , Francia 3.4% e Italia 3.8% mientras que en México tenemos un maquillado...

© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
0
Shares