#EspeciesInteresantes

Pyrosoma atlanticum, el unicornio del mar.

Un mítico "monstruo" marino.
 |  Ciencia
Pyrosoma atlanticum, el unicornio del mar.

Los fondos marinos siguen ocultando varios animales extraños, como calamares gigantes y peces abisales, hoy cumpliré la promesa que hice en una de las #FotosDeCiencia, veremos a una criatura que siempre ha despertado la fascinación de los biólogos marinos, y no es difícil adivinar por qué.

La criatura en cuestión se llama pirosoma y es increíblemente difícil de encontrar, por eso se le conoce cariñosamente como «el unicornio del mar». De todas las extrañas criaturas que viven en nuestros océanos, el Pyrosoma atlanticum sin duda es uno de los más sorprendentes.

El nombre científico Pyrosoma proviene del griego: pyro (fuego) y soma (cuerpo), por su capacidad bioluminiscente. El epíteto específico atlanticum se refiere al Océano Atlántico, de donde se recogió el primer espécimen de la especie para su descripción científica. Fue descrito en 1804 por François Péron, un naturalista francés.

Los pirosomas son animales del subfilo de los tunicados con forma cilíndrica alargada y flotantes. Tienen forma de tubo hueco, abierto en un extremo y cerrado en el otro. Los pirosomas pueden llegar a medir desde unos pocos centímetros hasta unos 18 metros de largo, por lo que verles en movimiento puede ser todo un espectáculo. Algunos pirosomas pueden llegar a tener una abertura de hasta dos metros; un tamaño lo suficientemente grande como para que un ser humano adulto pueda entrar.

pir02

El pirosoma no es un único organismo, sino que es una colonia formada de cientos, o incluso miles, de zooides unidos mediante un tejido gelatinoso, como otros tunicados. Estos zooides son pequeños, de apenas unos 8.5 mm de longitud aproximadamente, pero cuando se juntan, gracias a la ayuda de la túnica gelatinosa, conforman el pirosoma. Gracias a esa túnica por la que están unidos, los zooides pueden moverse al unísono para desplazarse con sus movimientos ondulantes tan característicos. El tamaño del pirosoma dependerá de cuántos zooides conformen su estructura. El tamaño final del pirosoma dependerá de la especie y de la edad de los zooides.

Los pirosomas son filtradores, comen plancton y se alimentan por filtración de agua rica, y luego la expulsan del interior por el hueco de la colonia.

«Con la fuerza combinada de cada zooide, el agua es impulsada en esta cavidad y luego la expulsan por la parte trasera de la colonia, por lo tanto la propulsan a lo largo de ella, en un maravilloso acoplamiento de alimentación y movimiento», explica el biólogo David Bennett.

pir01

Este proceso de bombear agua como un sifón los convierte en parte de un grupo conocido como tunicados o "ascidias". ¿Otros apodos? También se conocen como “pepinos del mar”, por su forma; y "cucarachas del mar", por su capacidad para aprovechar los alimentos, incluso en los entornos menos hospitalarios. Los pirosomas están relacionados cercanamente a las salpas, por lo que también son conocidos como “salpas de fuego”.

El pirosoma y su primo, la salpa, son "enormemente importantes y muy abundantes" en aguas tropicales como fuente de alimento, dice Andrew Jeffs, profesor de ciencias marinas en la Universidad de Auckland. Ambos son alimento para diversas criaturas marinas, incluidas tortugas y, la especialidad de Jeffs, langostas espinosas. Los depredadores pueden aferrarse a los tubos durante semanas y comer.

"Es como si los humanos nos colgáramos de un elefante y nos lo comiéramos", dice. "Pueden darse el lujo de tomarse el tiempo y masticar lo suficiente para sacar lo bueno de ellos". Sin embargo, sus depredadores a menudo mueren por comer por error bolsas de plástico que se parecen a ellos y otros organismos gelatinosos como las medusas.

Los zooides son criaturas bioluminiscentes, producen una luz azul verdosa que puede ser vista a decenas de metros de distancia. Cuando un zooide emite luz, sus vecinos también lo hacen. A veces la luz de una colonia hará que empiece a iluminarse otra colonia.

La textura al tacto de los pirosomas es suave y esponjosa. De hecho, la bióloga marina Rebecca Helm los ha descrito como «una boa de plumas exquisitamente suave».

pir04

La bioluminiscencia, especialmente la versión colectiva que realizan los zooides de los pirosomas, sigue siendo un misterio para los científicos, pero la investigación de criaturas luminiscentes, podría llevarnos a una nueva comprensión de la biología celular.

Fuentes: La voz del muro, Vanguardia, National Geographic, imágenes tomadas de internet


Mario Quiron

Rock Fan Horror & Sci-Fi Fan #𝕸𝖎𝖗𝖒𝖎𝖉𝖔𝖓𝖊𝖘 #VxM

Artículos relacionados

Orcinus orca, la orca.

Cuando las ves en su entorno natural, percibes todo aquello que jamás podrá apreciarse en un espectáculo: su espíritu y sagacidad, su alegría y astucia, su amor por el mar abierto, la caza, la vida.

Panthera pardus, el leopardo.

El más pequeño de los grandes felinos


© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Terminos y Condiciones | Políticas Privacidad  | Publicidad | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Back to Top