#JuevesDeDinosaurios

Baryonyx walkeri, un terópodo inusual.

El experto pescador
 |  Ciencia

Hace una o dos semanas (no, menos, como cinco), vimos en estos #JuevesDeDinosaurios el descubrimiento de dos nuevos espinosáuridos, Ceratosuchops inferodios y Riparovenator milnerae, además, considerando que el gigante Spinosaurus fue uno de los primeros dinosaurios en aparecer en estos escritos, hace que Baryonyx sea una referencia obligada, ¿por qué? Sin entrar en muchos detalles técnicos, porque la familia de los espinosáuridos se divide en dos subfamilias: Spinosaurinae, a la que pertenece spinosaurus y Baryonychinae, cuyo representante principal es Baryonyx.

Baryonyx vivió a mediados del período Cretácico, hace aproximadamente 125 millones de años durante el Aptiense, en lo que es hoy Europa y posiblemente África. El primer ejemplar fue encontrado en Inglaterra, y posteriormente reportado en el norte de España y Portugal. La única especie conocida es Baryonyx walkeri.

El 7 de enero de 1983, el cazador de fósiles aficionado William J. Walker descubrió una gran garra, un hueso de falange y parte de una costilla en el Pozo Smokejacks, un pozo de arcilla cerca de Ockley en Surrey, Inglaterra. Faltaba la punta de la garra, pero Walker la encontró una semana después. Los paleontólogos británicos Alan J. Charig y Angela C. Milner examinaron los hallazgos en el Museo de Historia Natural de Londres y encontraron más huesos en el sitio el 7 de febrero, pero el esqueleto entero no pudo ser recogido hasta mayo y junio debido a las condiciones en el hoyo.

bar00

Walker donó la garra al museo, Y la Ockley Brick Company (dueños de la fosa) donaron el resto del esqueleto y proveyeron equipo. El área había sido explorada por 200 años, pero jamás se había encontrado algo similar. Se recuperó alrededor del 70% del esqueleto, incluido el cráneo. Esto ha permitido a los paleontólogos realizar numerosas deducciones sobre Baryonyx a partir de este ejemplar. El esqueleto se encuentra en exhibición en el Museo de Historia Natural de Londres.

Los paleontólogos publicaron su descripción del espécimen-tipo en 1986 y le dieron el nombre de Baryonyx walkeri a la nueva especie. El nombre del género deriva del griego antiguo, Βαρύς, barys, "pesado" o "fuerte" y ὄνυξ, onyx, significa "garra", por lo que Baryonyx sería «garra pesada». El nombre específico honra a Walker, por descubrir el espécimen.

El Baryonyx es un terópodo muy inusual. La estructura de su pelvis sugiere que era bípedo cuando se desplazaba de un lugar a otro. Al igual que los dromeosáuridos, el Baryonyx tenía un par de grandes garras curvas, de alrededor de 35 centímetros, pero al contrario que éstos, no se situaba en los pies, sino en las manos. La estructura ósea sugiere la existencia de una poderosa musculatura en las extremidades anteriores, mucho mayor que en la mayoría de los terópodos.

bar05

Baryonyx es uno de los pocos dinosaurios piscívoros conocidos, con adaptaciones para ese tipo de dieta, un largo y bajo hocico, con las mandíbulas estrechas llenas de dientes finamente aserrados y garras como ganchos para ayudarle a buscar su presa principal. Hasta el descubrimiento del Suchomimus, un pariente cercano, el Baryonyx era el único dinosaurio piscívoro conocido.

El Baryonyx medía unos 9.5 m de largo y entre 2.6 y 2.75 m de alto, y pesaba entre 1.7 y 2.7 toneladas. El largo cuello era muy poco flexible y no tenía la forma en S de muchos otros terópodos. El cráneo se insertaba en un ángulo agudo y no recto, como es común en dinosaurios similares. Las grandes mandíbulas eran singularmente cocodrilianas en aspecto y tenían 96 dientes, el doble que la mayoría de sus parientes. 64 de estos dientes se situaban en la mandíbula inferior y 32, más largos, en la superior. Es posible que el hocico presentase una pequeña cresta. La mandibúla superior tenía un ángulo agudo cerca del hocico, una característica vista en cocodrilos que ayuda a evitar que la presa se escape. Una característica similar también se ve en los alcaudones.

bar04

Un estudio publicado en 2010 ("Functional morphology of spinosaur ‘crocodile-mimic’ dinosaurs") encontró que las mandíbulas de Baryonyx tenían una mayor resistencia a la torsión y la flexión que las de Spinosaurus. Las mandíbulas semejantes a las de un cocodrilo y el gran número de dientes aserrados indican que el Baryonyx fue un animal predominantemente piscívoro. Esto queda confirmado por el gran número de escamas y espinas del pez prehistórico Scheenstia que fueron halladas en la cavidad abdominal del espécimen inglés. Se ha especulado que el Baryonyx podría permanecer en las orillas, apoyado sobre sus poderosas patas delanteras, y golpeando entonces los peces con la llamativa y potente garra curva que tenía en cada mano para luego capturarlos al vuelo con sus largas mandíbulas. Esta técnica de pesca es similar a la que emplea el oso grizzly americano en la actualidad. La forma alargada pero baja del cuerpo y la cabeza dispuesta en ángulo apoyan esta teoría.

Por otra parte, también se han encontrado huesos de Iguanodon asociados con restos de Baryonyx. A falta de pruebas definitivas, es posible que el Baryonyx consiguiese un aporte extra de alimento mediante el consumo de carroña.

bar03

Fuentes: Mundo prehistórico, Noticias de ciencia, Journal of Vertebrate Palaeontolology https://doi.org/10.1671/0272-4634(2007)27[892:FMOSCD]2.0.CO;2, imágenes tomadas de internet


Mario Quiron

Rock Fan Horror & Sci-Fi Fan #𝕸𝖎𝖗𝖒𝖎𝖉𝖔𝖓𝖊𝖘 #VxM

Artículos relacionados

Yamatosaurus Izanagii, nuevo dinosaurio pico de pato.

Un hadrosáurido muy especial, #JuevesDeDinosaurios

¿Cuántos T-Rex vivieron en la Tierra?

Cantidad total estimada de lagartos tiranos, #JuevesDeDinosaurios

Hylaeosaurus armatus, el lagarto del bosque.

El tercer dinosaurio original.


© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Terminos y Condiciones | Políticas Privacidad  | Publicidad | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Back to Top