Y claro que en ello gusto te daré...

Vendada

By Eros
El verte presa de la expectativa alimenta a través de mi vista esa hambre inaudita que ya tengo de ti.
| Viernes de sexo
Vendada

Hoy vendaré tus ojos al amarte, porqué esta noche en nuestra cama la incertidumbre es la invitada, pues ella representa esa caricia que aún sin efectuarse, con intensidad la piel eriza,

y el desconocimiento de no saber dónde sentirás ese siguiente beso.

Hoy he decidido vendarte, pues he optado de la visión privarte para favorecer el que tus otros sentidos exploten al tocarte. Lo haré de forma lenta, para que así desde el roce de la tela sobre tus ojos, tu respiración y tu piel empiecen a agitarse.

Proseguiré así sentada como te encuentras a besar despacio y desde atrás, tus hombros y tu cuello, mientras mis manos se pasean hacia abajo por tus brazos, y vuelven de su recorrido subiendo por los costados de tu cuerpo.

Tu piel extasiada marcará la señal perfecta para la segunda fase continuar...

La cual consiste en que sobre la cama despacio te he de recostar. Me gusta en esta parte tus manos con las mías restringir, dejando tu cuello indefenso ante mis labios una vez más.
Tu cuerpo en ese punto imita al fuerte oleaje azotado por la tempestad, temporal creado por la expectativa de tu anatomía al no saber cómo es que a continuación habrá de ser amada, impetuosos movimientos que suplican que a ti me acerque todavía más, y lleve ya mi boca a unirla con la tuya, pues por ella clama sin parar.
Y claro que en ello gusto te daré, pero solo hasta cierto punto, pues deseo posponer un poco ese intenso beso que sabemos bien habrá de liberar a plenitud la pasión.

Deseo antes rozar un poco mis labios con los tuyos, y ver cómo me buscas con vehemencia cuando me alejo un poco sin previa advertencia.

El verte presa de la expectativa alimenta a través de mi vista esa hambre inaudita que ya tengo de ti.

manos entrelazadas 1

Una de mis manos mantiene cautivas a las tuyas, mientras la otra no puede evitar el recorrer con fervor de tu cuerpo la parte inferior, avanzando de forma ascendente hasta tu rostro por un lado llegar a sujetar, y por fin así, mi boca a tu alcance colocar, para que fácilmente la puedas atrapar.

Mis manos te liberan de ese cautiverio en el que te tenían sometida, pero grande es mi sorpresa cuando al instante de obtener tu libertad, esa venda mandas lejos a volar. Como una fiera que aprovecha el descuido de su presa, con furor sobre mí te abalanzas, acercándote lo suficiente a mi rostro para permitirme en tus ojos contemplar, el fuego ahora inextinguible en tu recién recuperado sentido del mirar.

 


Eros

En esta cuenta se le escribe y rinde pleitesía a una de las 4 formas que existen de amar según los antiguos griegos: EROS, el amor sexual.

Artículos relacionados

Mal de amores

A muchas personas les resulta más fácil buscar remedios alternativos antes de ver la realidad y enfrentarla como es.

Besarse en tiempos del COVID

Dicen los expertos (en ciencia, no en besos) que un beso, no solo es un acercamiento que se siente bien bonito y ya, cuando una pareja se besa de forma íntima, durante 10 segundos,

El amor en tiempos de covid19

“Una cotorra, un timbre postal, un gato, un perro,Algún espantapájaros cualquiera,Alguien que, si recibe una dosis de amor, No segregue anticuerpos, no cree resistenciasSino que simplemente asimile. Asimile Sin intoxicaciones peligrosasY...


© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Back to Top