Historias lamentablemente paralelas

PEMEX Y Venezuela, historias paralelas.

Si ponemos atención López está siguiendo con PEMEX los pasos que llevaron a la quiebra a PDVSA de Venezuela, uno a uno, como si se tratara de un manual. El resultado de la historia con Venezuela ya lo conocemos y con México no tiene por qué ser diferente. Desgraciadamente esta historia no tendrá un final feliz.
| Opinión
PEMEX Y Venezuela, historias paralelas.

Uno de los privilegios que me ha brindado mi educación y mi trabajo es el de conocer a muchas personas de diferentes países, siempre es interesante entender las realidades de cada país además de aprender de sus culturas y sus gobiernos.

Mientras viví en Brasil hice un amigo de Venezuela, trabajábamos juntos en algunos proyectos y compartimos algunos viajes juntos e inevitablemente tratamos el caso del petróleo Venezolano y la aguda crisis económica que atinge a este país.

Para mí era (y todavía es) impensable, que el país con una de las mayores reservas probadas de petróleo del mundo tenga a su vez un índice de pobreza comparable solo con algunos países africanos (y de los más jodidos). Pero todo tiene una explicación lógica.

Me decía mi amigo que cuando Chávez llegó al poder lo primero que hizo fue llenar todos los espacios públicos de gente de confianza. No importaba su capacidad, no importaba su conocimiento, es más, no importaban sus estudios, ni su inteligencia (hay gente muy inteligente que no ha terminado la escuela como Elon Musk, Mark Zuckerberg o Bill Gates) No, lo que importaba era que fueran serviles, leales, que no cuestionaran ninguna orden.

Por ejemplo Nicolás Maduro, quien pasó de chofer de autobús y líder sindicalista a Jefe del Parlamento y… Ministro de relaciones exteriores.

La toma de todas las oficinas de gobierno por figuras Chavistas incluyó a Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), donde llegaron toda clase de tepocatas, alimañas y víboras prietas y justo ahí empezó la debacle de una de las petroleras más grandes del mundo.

El padre de mi amigo trabajaba en el área de auditoría y le contó que por órdenes del Director de la petrolera, de ahora en adelante se tenía que gastar solamente el 50% del presupuesto de mantenimiento. Ojo, esto se dio en medio de el auge petrolero de principios de siglo, cuando el precio del barril superaba los 100 Dólares y que las naciones petroleras, incluida México, aprovecharon con altísimos excedentes petroleros.

Total que el performance de PDVSA como compañía se fue al caño y empezó a bajar la extracción de crudo en unos 500 mil barriles diarios. Acto seguido Chavez empezó a expropiar plataformas, pozos y sistemas de empresas legalmente constituídas con las consiguientes demandas (demandas que no propseraron porque los juzgados estaban copados de Chavistas)

Y sus lacayos declararon la guerra a los contratistas y proveedores y dejó de pagarles los contratos de mantenimiento, refacciones (que en la industria petrolera son muy especializadas y se pagan en dólares) y materiales de consumo que se emplean en la operación. ¿El resultado? Otra caída en la productividad de otros 200 mil barriles diarios.

Mientras tanto Chávez despilfarraba dinero sin ton ni son, por ejemplo pagaba la cuenta de gas y calefacción de barrios enteros de la ciudad de Nueva York (y se lo restregaba a George Bush cada vez que podía) Mantuvo el precio de la gasolina a 1 peso por litro y regalaba petróleo y dinero a Cuba.

petroleo1

En 2016 llegó Nicolás Maduro, pero también llegó la autosuficiencia energética americana, también llegaron los precios bajos del petróleo y llegaron sanciones internacionales por las graves violaciones a los derechos humanos y al proceso democrático.

De repente el único bien venezolano, el petróleo, no podía comercializarse libremente, de un día para otro sus únicos clientes fueron países con procesos democráticos cuestionables como Irán, China y Rusia.

¿Y la producción de petróleo? Bien, gracias, a estos niveles había caído a unos 500 mil barriles diarios.

petroleo2

El coctel perfecto de malas decisiones, falta de mano de obra, políticas públicas populistas e ignorancia habían acabado con uno de los emporios petroleros más grandes del mundo.

¿Y qué diablos tiene que ver todo esto con PEMEX?

Fácil. Les recuerdo que PEMEX está dirigido por un ingeniero agrónomo leal a López Obrador, que si bien no sabe de petróleo sí lame muy efectivamente las suelas de su patrón. PEMEX impuso una moratoria de pagos en los últimos dos cuartos de 2020 a sus proveedores debido a problemas de liquidez y en Marzo de 2021 reportaba 20 mil millones de pesos en deudas que no tenía posibilidad de pagar (aún con la política de pago a 180 días).

También es pertinente recordar que el accidente submarino de la plataforma Ku-Charlie no es un hecho aislado, y que se trata tan solo de uno más de las múltiples fallas, incendios y derrames que ha tenido la paraestatal desde 2018.

Y si encima de eso le ponemos que PEMEX y Rocío Nahle han decido quitarle a la mala un importante yacimiento petrolero al consorcio privado Talos que había sido descubierto con recursos propios.

Si ponemos atención López está siguiendo con PEMEX los pasos que llevaron a la quiebra a PDVSA de Venezuela, uno a uno, como si se tratara de un manual. El resultado de la historia con Venezuela  ya lo conocemos y con México no tiene por qué ser diferente. Desgraciadamente esta historia no tendrá un final feliz. 



Artículos relacionados

Pemex con Manzanitas

Usted es el nuevo dueño de una casa, su casa tiene un árbol de manzanas que tiene algunas características: 25% de las manzanas sirven para jugo 75% sirve para mermeladas Usted necesita al menos 50% de jugo y consume 10% de mermelada

Nahle, PEMEX y la supuesta soberanía.

En la administración hay una fábula recurrente, en ella un grupo de ciegos intenta describir un elefante. Al tener solo una parte de la información y ser un animal tan grande cada uno tiene una impresión diferente. Algunos piensan que es...

PEMEX o las matemáticas malditas de la 4T parte II

PEMEX está en quiebra, por muchos motivos que van desde las eternas historias de corrupción, un sindicato con prestaciones ridículas (¿qué les parecen 200 litros de gasolina al mes

Pemex es basura, bono basura para ser exactos.

Comprar un bono basura es algo así como prestarle dinero a su compadre que no tiene trabajo, no tiene ingreso fijo y además se la pasa de fiesta en fiesta derrochando el poco dinero que le llega en tonterías. Algo así como querer hacer r...


© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Terminos y Condiciones | Políticas Privacidad  | Publicidad | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Back to Top