¿Dónde quedó el payaso hamburguesero?

¿A dónde se fue Ronald McDonald?

Desde hace 23 años, la Fundación Ronald McDonald ha trabajado en México brindando un servicio de esos que parecen invisibles, pero que son muy importantes. Otorga, a un bajísimo costo, servicio de hospedaje a niños y familiares de niños que acuden a tratarse enfermedades a la CDMX.
 |  Cultura
¿A dónde se fue Ronald McDonald?

La 4T de Andrés Manuel se ha especializado en denigrar y afectar a enfermos mexicanos desde su llegada en 2018. Uno de los grupos más afectados ha sido la niñez, que incluso ha sido catalogada de golpista por exigir atención médica, particularmente contra el cáncer y vacunas contra el COVID19.

Desde hace 23 años, la Fundación Ronald McDonald ha trabajado en México brindando un servicio de esos que parecen invisibles, pero que son muy importantes. Otorga, a un bajísimo costo, servicio de hospedaje a niños y familiares de niños que acuden a tratarse enfermedades a la CDMX. En los últimos años, su labor se ha vuelto más difícil, no solo por la crueldad del gobierno de López Obrador, sino porque desde 2016 perdió, por fuerzas culturales a su mascota: Ronald McDonald.

¿Dónde chingados está este payaso?

Cuando tenía seis años, en 1979, mi hermano me llevó a Tucson, Arizona, y me compró una Cajita Feliz en McDonalds. En ese entonces conocí a esta crew de mascotas del lugar:

1 crew mcdonalds

Gracias a Dios no recuerdo el nombre de ninguno. Ni de la Hamburguesa Policía ni del Presidiario, menos de las cosas esas peluditas chaparras, la  roja y la amarilla. Mucho menos del ente morado. Pero eso sí, el payaso, supe, se llamaba Ronald McDonald

Pues este ingente individuo fue retirado subrepticiamente de toda la publicidad de McDonald's y ya no hay nadie que se disfrace de él afuera de los locales. Les cuento por qué.

Ya desde los 1990, pero de lleno en los 2010, Ronald y otro personaje, llamado Camel Joe —no confundir con camel toe—, no solo eran mal vistos, si no que habían sido minados y puestos en segundo orden por sus respectivas marcas. El payasito Ronald, por su proclividad a fomentar la obesidad y Joe el Camello por promover fumar —el camellito fue prohibido en 1997 en EUA—.

Sin ir más lejos, recuerdo bien cuando mi hijo de 12 años en 2011 me cuestionó: "Papá, ¿pero qué pensabas cuando me llevas a McDonalds de chiquito?" Pues sí, la neta no pensaba. Le pedí una disculpa y la comparto con ustedes: "Perdón por llevar a mis hijos a McDonalds. No sabía lo que hacía".

El caso es que sin dar aviso público y debido a dos razones exógenas, los avistamientos de payasos de 2014-2016 y la segunda versión de la película de la novela It de Stephen King de 2017. La empresa restaurantera, retiró, en silencio al payaso hamburguesero. Si bien el payaso de It le da un airecillo pendenciero a Ronald, la neta es que su popularidad no podría ser suficiente para relacionarlo permanentemente. Pero sí fue el golpe de gracia. ¿Qué pasó antes?

Desde que yo tengo memoria, cualquiera se espanta con el cuadro del payaso que tiene la tía en la sala, pero fue hasta 2013 que la gente comenzó a huir al ver de los payasos de manera real. El primero fue un payaso solitario que fue captado al deambular en las calles de Northampton, Inglaterra. ¿Expresión artística? ¿Fiesta de disfraces? ¿Un borracho? No se sabe. El punto es que la gente se espantó al verlo, ¿tú te espantarías? Aquí el tuit que lo inició todo el 14 de septiembre 2013 a las 18:12 hrs. sobre St. Michaels Rd., fotografiado por @JunwJailer.

Pero el terror, los avistamientos frecuentes y el contagio iniciaron justamente un año después: 13 de octubre del 2014 en Bakersfield, California. En ese entonces aparecieron una serie de fotografías nocturnas de un payaso con barba, una piocha negra, afuera de la tienda Wasco. Es curioso que las primeras fuentes de esas fotos en Instagram, Facebook y Twitter, tomadas supuestamente por la esposa del payaso, se encuentran hoy (sep 2021) bajadas, y sus protagonistas en el anonimato.

La de abajo es la primera foto del payaso de Wasco que se convirtió en leyenda e inspiración.

2 was

¿Da meyo, no? Y vaya, si no te enteraste de éste, tampoco sabes que salió una película de inmediato. Dos meses después, en diciembre de 2015. Bastante malita, pero con premisa interesante: un grupo de payasos llevan a los niños a una casa en el bosque.

Entonces, se soltó una fiebre de gente disfrazada de payaso que recorría los suburbios de los EU después de la medianoche, y que sin hacer nada, eran evitados por el resto de los transeúntes. Por supuesto, esta fiebre no pasó a México, ¿Quién sería el valiente de disfrazarse de payaso y caminar por las calles de Reynosa, Salamanca o Ecatepec a la 1 de la madrugada?

Pero muchos, como mi esposa, sufren de coulrofobia (miedo a los payasos), por lo que tan sólo al verlos de noche, bajo la luz de un farol o en la carretera, se espantarían y huirían despavoridos. Tanta es la gente que teme a los payasos que el sitio ihateclowns.com cumplió 25 años en 2021. Quizá más viejo que muchos lectores.

Pero el golpe de gracia a Ronald se lo dio su más feroz competidor: Burger King, con este video de YouTube de Halloween 2017.

Así, desde 2016, Ronald McDonald ya no está en las Cajitas Felices, vive desolado y aislado en el nombre de la Fundación Ronald McDonald, en cuyo logo solo se le ve una mano y no al payaso completo. Ojo, esta fundación da apoyo en forma de hospedaje a familiares de niños enfermos que visitan hospitales fuera de sus ciudades en México y otros países del mundo.

Si te gusto este artículo, y quieres apoyar a los niños con cáncer y otras enfermedades cuyo apoyo fue retirado por López Obrador desde 2019, échales un donativo por aquí.


Andrés Torres-Scott


Artículos relacionados

Muy contento como para extrañar Shu

Excelente relato del folklore chino para reflexionar y pensar.

El Increíble Ciclo del Honor.

Una invitación a la reflexión, al cambio y a la acción de las conductas sociales positivas, explica el caso del honor, su ciclo de inspiración y su aplicación en la equidad de género mediante un viaje en las propias emociones del lector.

Sororidad: un pacto entre mujeres

Sororidad no es solo el mensaje bonito, el abrazo falso o el cumplido forzoso, es mucho más que eso.

Manténte al tanto de las principales notas y opinión política del día.



© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Terminos y Condiciones | Políticas Privacidad  | Publicidad | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Back to Top