Por una hermandad real y honesta.

Sororidad: un pacto entre mujeres

By Ale Leon
Sororidad no es solo el mensaje bonito, el abrazo falso o el cumplido forzoso, es mucho más que eso.
 |  Cultura
Sororidad: un pacto entre mujeres

Hoy en día, no es raro encontrarse mensajes de solidaridad y empatía hacia otras mujeres, sin embargo, soy de las que piensa, que de dientes para fuera nada, de corazón desde adentro, todo.

La sororidad, va más allá de simples mensajes solidarios, comportarse con sororidad es básicamente es la hermandad entre nosotras, el percibirse como iguales que pueden aliarse, compartir y sobre todo cambiar su realidad debido a que todas, de diversas maneras, hemos experimentado la opresión. La diferencia radica en que la solidaridad tiene que ver con un intercambio que mantiene las condiciones como están; mientras que la sororidad, tiene implícita la modificación de las relaciones entre mujeres.

De la misma manera, la sororidad comprende la amistad entre quienes han sido creadas en el mundo como enemigas, es decir las mujeres, y entendiendo como mundo patriarcal el dominio de lo masculino, de los hombres y de las instituciones que reproducen dicho orden.

La sororidad está basada en una relación de amistad, pues en las amigas las mujeres encontramos a una mujer de la cual aprendemos y a la que también podemos enseñar, es decir, a una persona a quien se acompaña y con quien se construye, unas somos el espejo de las otras, lo que permite reconocernos a través de la mirada y la escucha, de la crítica y el afecto, de la creación, de la experiencia de otras mujeres y podemos encontrar en la sororidad la posibilidad de eliminar la enemistad histórica entre nosotras.

En resumidas cuentas, la sororidad se traduce en hermandad, confianza, fidelidad, apoyo y reconocimiento entre mujeres para construir un mundo diferente; percatarse que desde tiempos antiguos hay mujeres que trabajan para lograr relaciones sociales favorables para ellas y para nosotras, recordando siempre que todas somos diversas y diferentes.

Socialmente, construir y unirte a las redes de sororidad implica compartir el análisis de los problemas, la información, y dar apoyo emocional y psicológico desde la  empatía.

Individualmente, comprender la sororidad es liberarse de la mezquindad aprendida, y de la estupidez aprendida (de las violencias comprendidas y/o toleradas) y ubicarse en un nivel humano, de persona con una mente inteligente donde nacen las emociones unidas a lo que se comprende (inteligencia empática)

Necesitamos hablar unas con otras y empoderarnos unas a otras, la alianza entre mueres lo cambia todo, supone una nueva forma de mirar a las mujeres que nos rodean, desde el respeto, el cuidado mutuo y creando redes para cambiar. La sororidad también es ayudara otras mujeres asciendan.

Es una nueva forma de encarar los problemas sociales mediante una relación más íntima y comprensiva entre mujeres creando así el empoderamiento del género femenino en la sociedad actual. Lo más importante es que la sororidad tiene implícita la transformación de las relaciones entre nosotras y despliega nuevas posibilidades de vida.

Para comenzar a practicar sororidad:

1. Paremos de juzgar nuestra apariencia física y la de las demás.

2. Tengamos siempre presente que las decisiones sobre nuestro cuerpo son solo nuestras, evitemos juicios sobre quienes han decidido o no tener hijos.

3. Respetemos las formas en las que las demás eligen vivir su sexualidad, omitamos calificar y/o cuestionar estas elecciones.

4. NUNCA justifiquemos el acoso o la violencia hacia otras mujeres, ni dudemos de sus testimonios, prohibido decir "ella se lo buscó".

5. Evitemos reproducir ideas y juicios sobre nosotras, como que somos débiles, dramáticas, histéricas, etc.

6. Seamos amables y generosas con las demás, seamos esa persona que nuestras amigas llamarían sin importar el problema que tuvieran.

7. Cuando una mujer nos quiera hablar mal de otra, expliquémosle el grave error que está cometiendo al dejar de ser una aliada.

8. Cuando conversemos con nuestras amigas incluyamos temas de autocuidado.

9. Generemos una red de seguridad con nuestras amigas, mantengámonos en comunicación, estemos al pendiente de nuestras ubicaciones y tengamos planes de contingencia.

10. Sumemos a todas las amigas que podamos.

Hagamos lo que está en nuestras manos para crear nuestros propios espacios seguros, aliarnos, cuidarnos y sanarnos

Aprovechemos la nueva normalidad para reencontrarnos con compañeras, amigas y sorihermanas. No perdamos más el tiempo y salgamos a buscar a esas mujeres luchadoras que con sólo mirarnos a los ojos nos comprenden sin utilizar las palabras, son miradas que reconfortan y nos hacen sentir que formamos parte de algo muy importante.

Aún queda un largo camino por recorrer pero si el trayecto lo hacemos acompañadas con amigas siempre será más sencillo, corto y divertido porque juntas somos invencibles.


Ale Leon

“Vivimos mientras nos renovamos.” Orgullosamente Mexicana y Tamaulipeca.

Artículos relacionados

9 de Marzo, día de callar para levantar la voz.

El Paro Nacional de Mujeres no surge de la terquedad ni de un elemento inalcanzable, surge de la verdadera necesidad y de la voluntad de cambiar las cosas.

Carta de una madre feminista a su hija, a las hijas de todas.

Querida hija mía, hija de mi hermana, hija de mi amiga, hija de la patria: escribo la presente para aclararte algunos puntos respecto a un tema que “esta de moda”, sí, sé que lo sabes todo,

Una feminista y un pastel

Hay personas que se adelantan a su época, hay mujeres que se adelantan a su época Les voy a contar de una de ellas… mi madre.

Manténte al tanto de las principales notas y opinión política del día.



© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Terminos y Condiciones | Políticas Privacidad  | Publicidad | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Back to Top