Partido verde, como el verde de los billetes.

Partido Verde. El monstruo de Frankenstein.

Tal como el monstruo en la mítica novela, el PVEM se levanta con pedazos de cadáveres políticos y amenaza a su creador.
| Opinión
Partido Verde. El monstruo de Frankenstein.

El Partido Verde Ecologista de México (PVEM) no solamente comparte el color con el monstruo ficticio de la novela de Mary Shelley. Al igual que el monstruo de Frankenstein, el PVEM está formado o creado por distintas piezas. El monstruo se creó a partir de extremidades y órganos de cadáveres diseccionados mientras que el Partido Verde se formó de cadáveres políticos que se encontraban sin vida en otras instituciones. La gran diferencia entre el monstruo de Frankenstein y el Partido Verde es que a la abominación literaria la creo una sola persona, mientras que a la abominación política la crearon varios. Desde Vicente Fox, pasando por Enrique Peña Nieto y ahora Andrés Manuel López Obrador, son todos responsables de este cáncer para la democracia mexicana llamado Partido Verde.

Por más de que su nombre y colores digan lo contrario el partido tiene poco de ecologista. Esto es pura estrategia de engaño y manipulación para intentar colarse en un espacio político fresco y joven. Sin embargo, organizaciones con verdadera consciencia verde como Greenpeace han tenido varios conflictos con el PVEM. En 1997 Greenpeace denuncio un mal uso de su imagen por parte del partido en spots publicitarios y desde el 2004 la organización internacional ha condenado públicamente al partido por promover y permitir construcciones hoteleras en zonas ecológicas en el sur del país. El partido siempre ha cuidado más sus intereses que los del medioambiente. Por otro lado, el Partido Verde Europeo en 2009 expulsó de sus filas al PVEM y exigió a Global-Greens (Institución que agrupa a los partidos ecologistas del mundo) la expulsión del Partido Verde mexicano.

El partido funciona como empresa familiar de los González-Martínez (propietarios de Farmacias Similares). Básicamente, el negocio se basa en vender su aparataje político al mejor postor. En las elecciones del 2000 fueron junto al PAN y su candidato Vicente Fox, criticando abiertamente a la hegemonía que el PRI hasta esas fechas tenía en el territorio y acusando a ese partido de corrupto. Más adelante, en el 2006 no jugaron bien sus cartas y fueron junto al PRI por la contienda presidencial ganada por el candidato del PAN Felipe Calderón. Seis años después, se quedan junto al PRI para contender con Enrique Peña Nieto por la silla grande. En esas elecciones las críticas contra Andrés Manuel López Obrador y su movimiento no faltaron, el Partido Verde lo tildó de populista y a su vez AMLO afirmaba que el PVEM era un partido oportunista, frívolo y miembro de la “mafia del poder”. Una buena relación MORENA-PVEM parecía imposible, pero bien dicen que no hay nada que el dinero y el poder no puedan comprar. Es así como en diciembre del 2020, y después de volver a jugar mal sus cartas con el candidato José Antonio Meade, el Partido Verde y el PRI rompen relaciones. Ahora, el Verde cruzaba la calle hacia la cuarta transformación. Es gracias a esta alianza con el PVEM como AMLO conseguía la mayoría calificada en la cámara de diputados. Como podemos ver el Partido Verde ha estado siempre donde le conviene y con quien le conviene. De igual forma.

Andrés Manuel López Obrador es capaz de tragarse sus propias palabras con tal de conseguir y mantener el poder.

Ahora, es importante señalar un detalle. En el 2018 MORENA cobijó en la cámara de diputados a un debilitado Partido Verde que no consiguió ganar el ejecutivo. Así, el PVEM encontró en la colación “Juntos Haremos Historia” un respiro de vida. Pero ahora, MORENA necesita más al Verde de lo que el Verde necesita a MORENA y ya nos hemos dado cuenta que el Partido Verde (haciéndole honor a su nombre) no vende barato sus escaños. Al igual que en la novela de Frankenstein, el monstruo se salió de control y su propio creador o creadores en este caso, ya no pueden controlarlo.

En la novela, el monstruo de Frankenstein después de observar el daño y las muertes que había causado termina quitándose la vida. ¿El Partido Verde hará lo mismo? Lo dudo, aún hay muchas calles por cruzar y mucho dinero por cobrar.


Fernando Milne


Artículos relacionados

La quimera política: De hombre orquesta a monstruo.

El sistema estaba podrido y apestaba como el mítico monstruo de Frankestein, pero sus soluciones tampoco son correctas, quiso reanimar el mismo cadáver con piezas mal escogidas y darle el soplo de vida sólo por la voluntad demagógica de ...

AMLO y morena sufren crisis existencial

Uno y los otros intentan de manera desesperada cualquier acción, sin importar rayar en la ilegalidad, quieren “torcer” a los contrarios. Abren cualquier frente para avanzar, a su paso maltratan o destruyen todo aquello que se les atraviesa.

Morena, instrumento de perversión de AMLO.

A unos días de las elecciones intermedias, llega la oportunidad del electorado para derrumbar al ídolo de barro, que desde dentro se volvió a corromper, al igual que lo hicieran con el PRD.

Morena se fractura.

Morena sufre los embates de su propia gente, sus ambiciones y engaños. #MorenaSeFractura

Manténte al tanto de las principales notas y opinión política del día.



© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Terminos y Condiciones | Políticas Privacidad  | Publicidad | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Back to Top