• Home
  • Opinión
  • Parte 1: Llegada a la SSPC de López Obrador.

Mis 90 días en la 4T.

Parte 1: Llegada a la SSPC de López Obrador.

Para un priista, la clave es decir que se hace una cosa, pero en realidad hacer otra. Conocimiento teórico-coloquial que heredaron los morenistas en su ADN como me lo demostraron.
| Opinión
Parte 1: Llegada a la SSPC de López Obrador.

A mi negocio la crisis lo alcanzó en 2019, así que acepté con agrado una invitación a un cargo de dirección en la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC). El sueldo mensual sería inferior al que recibía por un cargo similar de dirección en 2007 en la Secretaría de Salud. Además, no tendría seguro privados de vida ni de salud para mí ni para mi familia, tampoco habría un bono de separación.

Era eso o nada, así que once años después, en un cargo similar de Dirección de Área, estaría ganando 30% menos en términos reales y no tendría prestaciones, salvo Infonavit e IMSS. Me pareció injusto, pero no tenía otra opción. Las tarjetas de crédito me ahorcaban y mis hijos no dejan de comer ni de ir a la escuela. Siempre agradeceré la oportunidad de ser servidor público en mi país.

En lo personal, tengo que confesar que desde 1991 no encuentro lógica en el discurso de López Obrador y me parece desde entonces un político oportunista. Pero vaya, es el Presidente Constitucional de México y eso no nadie se lo quita. Pese a mi opinión, me mentalicé y decidí empezar con compromiso esta nueva aventura laboral. Acepté con agrado y me propuse cumplir con profesionalismo.

Mi lugar de trabajo sería el edificio central de la SSPC ubicado Constituyentes No. 947, lugar donde hace más de 30 años se estableció la Secretaría de Desarrollo Social. Nos dijeron que dejaramos el auto enfrente, en el estacionamiento público del parque Atlantis. Así, 40 funcionarios pagamos 50 pesos diarios durante un mes porque alguien no enviaba el oficio para darnos acceso al estacionamiento de la Secretaría. Supongo que escribir y hacer llegar dichos oficios debe ser una labor titánica para la 4T.

Los dos primeros días de trabajo fueron de capacitación para el nuevo grupo. Con fecha 1 de noviembre ingresamos 40 personas a la Dirección General de Coordinación Estratégica de la SSPC. Yo no dejaba de preguntarme por qué de un solo golpe, en octubre de 2019, contratarían a 40 personas para una Dirección General. ¿No había funcionarios ocupando dichos cargos? En un país que tiene como principal problema la seguridad pública, ¿había 40 vacantes en la Coordinación Estratégica de Seguridad? Increíble.

Durante la capacitación una funcionaria explicó que desde hacía once meses no había nadie en esos cargos, por lo que no recibiríamos la plaza en un acto de entrega-recepción y tampoco habría libro blanco. Simplemente, entraríamos de lleno a la chamba.

Este primer cubetazo de agua fría me puso ansioso, entraría a realizar un trabajo de seguridad pública sin ningún antecedente y solo con una vaga idea descriptiva del puesto a mi cargo. Si en ese momento me hubieran dicho que me entregarían la ficha descriptiva del puesto un mes después, me habría infartado.

La segunda cubetada de agua fría me cayó cuando explicaron que la Dirección General de Coordinación Estratégica era llamada en el sexenio anterior, en el de Peña Nieto, Coordinación General de Asesores, pero que al Presidente Andrés Manuel López Obrador no le gusta que haya coordinaciones de asesores, porque ahí solo están los cuates del secretario, lo cual ya no es así. De tal forma, el entonces Secretario Durazo, para alinearse con los deseos del presidente, decidió cambiarle el nombre a Coordinación Estratégica. ¿Quién soy yo para criticar el cambio de nomenclatura?

Enseguida, se nos explicó que al Presidente no le gustan que existan los cargos con el nombre de Dirección General Adjunta, porque también, se nos explicó, son solo para cuates. Por lo que ahora se llaman Dirección de Área, pero tienen las mismas funciones, aunque con sueldos más bajos.

Recordé entonces un artículo periodístico de Enrique Krauze de hace más de 20 años, creo que se llamaba “El pequeño priista que todos llevamos dentro”, pero mi memoria puede fallar. En aquel artículo, Krauze afirma que la clave para ser un buen priista es ser un maestro de la simulación. Así, para un priista, la clave es decir que se hace una cosa, pero en realidad hacer otra. Conocimiento teórico-coloquial que heredaron los morenistas en su ADN como me lo demostraron.

En conclusión, llegué a la Coordinación Estratégica que fue la Coordinación de Asesores y que seguiría haciendo lo mismo que la Coordinación de Asesores, pero con otro nombre para que el presidente fuera feliz. Antes estaba ocupada por Directores Generales Adjuntos y ahora tenía Directores de Área, que harían lo mismo, pero con sueldos más bajos para que el Presidente estuviera contento. Espero que se haya puesto muy contento AMLO —yo lo dudo—.

No pude resistir y comenté en voz baja a la compañera sentada a mi izquierda que esto era tapar el sol con un dedo. Ella me miró como si yo fuera un bicho raro y no me dijo nada. En ese instante me di cuenta que era mejor guardarme mis opiniones.


Andrés Torres-Scott


Artículos relacionados

Trabaje Presidente, Trabaje

Ayer en la conferencia matraquera del presidente de la República (presidente con p minúscula por si no se han dado cuenta), perdió la compostura cuando se le presionó por parte de un grupo de reporteras en el lastimoso caso de los femini...

Tipos de políticos según su personalidad

Independientemente del color de su partido, cada político es único en su forma de dirigirse al pueblo, de gobernar y hasta de fracasar, lo que hace que

Populismo y economía, la ruta del hambre.

El populismo requiere una crisis para que funcione, en México no había una y se encargaron de crearla.

El poder de la ciudadanía.

Es necesario asumir esa herencia de lucha y tomar conciencia de nuestra capacidad. Es urgente recuperar nuestra autoestima como individuos y como pueblo. Nada se nos ha dado, lo hemos conquistado.

Manténte al tanto de las principales notas y opinión política del día.



© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Terminos y Condiciones | Políticas Privacidad  | Publicidad | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Back to Top