#ViernesDeSexo

El baile pendiente.

Por Eros
El erotismo de tener siempre un baile pendiente te erizará la piel con este relato.
| Viernes de sexo

Solo en la habitación, no puedo evitar el sentir como los nervios me invaden mientras aguardo tu retorno. Reviso sin sentido que mi camisa este bien abrochada y sus mangas estiradas. Mi corbata correctamente anudada y que cada cabello se encuentre acomodado en su lugar.


Froto mis manos mientras camino un poco por el lugar. Contemplo con detenimiento la ambientación que en conjunto hemos preparado. Múltiples velas encendidas en diferentes rincones decoran las paredes con tonalidades amarillas y rojizas, creando en la atmósfera la sensación de un calor acogedor.
En eso escucho como la puerta del baño se abre, y mi exaltación se incrementa con la creciente expectativa de verte por su puerta salir. Mi mente comienza en un instante a imaginar cómo es que lucirás, pues tu belleza siempre la incita a una evocación infinita.
El sonido de tus tacones anuncia tu entrada en esta sala, y al admirarte con ese vestido engalanada, mis ojos dan fe de que la imagen en mi cabeza previamente alucinada, no le hace para nada justicia a lo hermosa que siempre luces en la realidad.
Luego de quedar por un momento absorto, vuelvo contigo cuando te paras radiante frente a mí, mostrándome el mas bello accesorio de tu atuendo que es tu sonrisa. La correspondo con una leve risa de felicidad al saberte mía y yo de ti, mientras nuestras miradas se entrelazan y se hunden de una forma tan profunda que juraría llegan hasta el alma.
Te tomo de la mano y te pido me acompañes al centro de esta improvisada pista, mientras del celular se comienza a escuchar como Sinatra nos ayuda con amenizar de manera suave esta velada.
Bien dice el autor que no puedo apartar mis ojos de ti, mientras con tus brazos me rodeas por sobre los hombros y por la cintura tu gesto correspondo. Los parpados comienzan a cerrarse a medida que los rostros se aproximan, y tu divina esencia me satura y me embriaga de forma instantánea, logrando manifestar este inmenso sentimiento que por ti tengo, a través de una respiración agitada y un pecho hinchado de amor.
Tu mano me toma por los cabellos en mi nuca, como pretendiendo así aferrarse lo más que pueda a este momento y que esta forma de compartirnos no termine jamás. Mis brazos responden estrechando el espacio entre los dos hasta volverlo nulo, facilitando así un susurro que emito en forma de un te amo.
Nuestros labios se rozan de manera leve mientras bailamos lentamente. Las tenues flamas de las velas alrededor imitan el danzar de nuestros cuerpos, pero parecen quedar perplejas ante el beso que a continuación acontece.
La música continúa tocando en el fondo, mientras los dos nos dejamos llevar ahora por esa cálida melodía que desde adentro en ambos nace, una tonalidad que nos guía a hacernos el amor de mil formas diferentes.
Y recuerda mi amor, que sin importar cuantas veces lo volvamos a hacer, tú y yo siempre vamos a tener, un baile pendiente.


Eros

En esta cuenta se le escribe y rinde pleitesía a una de las 4 formas que existen de amar según los antiguos griegos: EROS, el amor sexual.

Artículos relacionados

Poemas para soñar despierto.

I.  En el poder de un te quiero se detiene el tiempo y el giro del mundo se concentra en un segundo

Cierra los ojos y relaja los labios (podcast)

No hay mayor prueba recíproca de amor que el 69, escuchen y comenten...

Despertando su piel

Se acurruca un poco más entre mis brazos como dándome a entender, que temprano esta mañana, ella ha decidido por mí dejarse querer.

Manténte al tanto de las principales notas y opinión política del día.



© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Terminos y Condiciones | Políticas Privacidad  | Publicidad | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Back to Top