Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

#TrasLaVerdad

AMLO, principal promotor político de Xóchitl Gálvez

AMLO ayudó a modificar el espectro político, impulsando a una aspirante de la oposición, misma que ha rebasado a su “corcholata” consentida.
AMLO, principal promotor político de Xóchitl Gálvez

La senadora Bertha Xóchitl Gálvez Ruíz, había fijado su objetivo de competir por la jefatura del gobierno de la Ciudad de México.

AMLO puso en boca, como es su costumbre, de Xóchitl, una mentira. La senadora pidió el derecho de réplica en la mañanera para desmentir al Presidente. Éste aseguró que Gálvez quería hacer política en su “mañanera”, que no le permitiría la entrada a Palacio Nacional, así que le negó la réplica. La senadora ganó un juicio de amparo que le concedió el derecho de réplica, derecho que hizo nugatorio quien está obligado a dar cumplimiento a la sentencia: Andrés López Obrador.

La senadora por el PAN, aunque no es militante panista, fue y tocó la puerta de Palacio Nacional. Así empezó la catapulta política. los medios se dieron vuelo difundiendo a Xóchitl tocando la puerta que nunca se abrió.

Mal hablada, es su costumbre, la senadora empezó escalar popularidad en redes sociales. A grado tal que tenía más vistas que la mimas Claudia Sheinbaum; la rebasó por la derecha de la noche a la mañana. La “corcholata”, con más de 2 años de campaña mediática y política quedó rezagada por la presencia de Xóchitl Gálvez. Le arrebató el monopolio político y mediático.

Luego vinieron las torpes declaraciones de Sheinbaum, quien simplemente quiere ser Presidente de México por el hecho de ser mujer, que ya es tiempo de la mujer. Así de sosa y simple su razón para llegar a la titularidad del Poder ejecutivo Federal. En tanto que, Xóchitl la volvió a rebasar con argumentos más sólidos, no solo por ser mujer; se requiere el esfuerzo, la inteligencia, el trabajo, etcétera. Otra derrota para Sheinbaum.

El entrometido de AMLO, hace algunos días adelantó que él ya sabía quién iba a ser el candidato o candidata del Frente. Simple faramalla del prestidigitador de Palacio Nacional. Que esa era la razón del por qué otros habían bajado su pretensión de competir por el Frente Político de la Alianza va Por México. Simples deducciones del adivinador.

Luego del éxito mediático de Xóchitl en redes y medios de comunicación; entrevista tras entrevista, AMLO volvió a ser el promotor de la senadora Gálvez y la designa como aquella que encabezará el Frente. Más publicidad política desde el epicentro del Poder que vine a fortalecer a quien, apenas hace unos días solo pensaba en la Ciudad de México. Ahora aspira a ser la candidata del Frente y enfrentar a la “corcholata” que designe López Obrador, para participar en la campaña a la Presidencia de la República, en la elección del 2024.

Con sencillez, la senadora afirmó que, de no ser ella la que logre ganar la candidatura, se sumará al proyecto del Frente, nada de renuncias por frustración.

El martes da inicio el periodo de registro para competir en el Frente Político, sustentado en la Ley General de Partidos Políticos. Xóchitl tiene un largo camino por recorrer. No será nada fácil. Existen otros pretendientes mejor preparados que ella, pero con menos simpatías políticas y las elecciones se ganan con votos, lamentablemente no es por capacidad, preparación y conocimientos en la materia. Aunque la senadora no es ignorante, con estudios superiores, le falta pulirse, aunque ese es su estilo personal. No se puede tener todo a la vez, eso es cierto.

Esta vez, contrario a la costumbre del mitómano y calumniador de López Obrador, su conducta y falta de mesura, ayudó a catapultar a su enemiga política, a quien ya califica de formar parte de los neoliberales y venir desde siempre con ese origen. Cuando que, ya es del dominio público, que la senadora no solo es de origen humilde y producto de años de esfuerzo. Nada que ver con las falacias que, esta vez no le han funcionado a López Obrador. La trayectoria de vida, de trabajo y profesional de la senadora se hizo viral.

De ahí que, curiosamente aquel que impulsó a sus “corcholatas”, las que no han podido emocionar a nadie, pretendiendo destruir a Xóchitl Gálvez, la ha fortalecido y alcanzó el vuelo para aspirar con firmeza a la candidatura a la Presidencia de la República y, por qué no, con probabilidades de triunfo en las urnas. Miles se han sumado a la pretensión de la senadora, el apoyo a su candidatura en redes sociales lo suscriben con sus firmas.

Aun es temprano para aventurar triunfos o derrotas.

Lo que sí es cierto, AMLO ayudó a modificar el espectro político, impulsando a una aspirante de la oposición, misma que ha rebasado a su “corcholata” consentida.

La oposición sí puede ganarle al aparato del Estado montado por el mismo López Obrador; quien, desde la misma Presidencia, abusando de los recursos públicos y con la venia del INE, descaradamente respalda, apoya a su partido y a sus “corcholatas” de manera por demás ilegal.

Nada está escrito, el guion del Presidente fue alterado a consecuencia, esta vez, de su enorme torpeza de dirección mediática y política del eterno candidato.




Héctor Parra Rodríguez

No mentiras, corrupción ni impunidad. Defiendo la verdad, objetividad, solidaridad y la tolerancia. Columnista libre, comentarista en la radio y Abogado.

Artículos relacionados

Los malabares de las corcholatas

Ebrard comparte su número de "What´s up" en Twitter, pero el secretario de Gobernación, Adán Augusto López le arrebata de las manos la propuesta, mientras Sheinbaum hace campaña tocando la guitarra.

Sheinbaum, desgastada antes de tiempo

Se cree el cuento de sus incondicionales que la han metido en una búrbuja, que todo esta bien y que su trabajo lo hace de maravilla, y que por ende, puede aspirar a la candidatura presidencial de Morena en 2024.
0
Shares