Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

#TrasLaVerdad

Campañas electorales adelantadas y sucias

Nacerá o iniciará viciado el proceso electoral en septiembre próximo.
Campañas electorales adelantadas y sucias

Este lunes iniciaron “formalmente” las sucias e ilegales campañas electorales de las “corcholatas” del presidente López Obrador, con el auspicio abierto del INE. Tendrán una duración de 2 largos meses de posicionamiento electoral en toda la República Mexicana.

Hubo quien no respetó sus propios acuerdos, desesperados (a) adelantaron su campaña mediática.

Campañas que inició el mismo presidente de la República, desde la cúpula del poder político, desde la tribuna oficial del Poder Ejecutivo. Desde entonces vine la ilegalidad.

AMLO ha evadido cualquier irresponsabilidad cometida. Se “ampara” en su investidura presidencial.

Si bien en cierto que los expertos en materia procesal electoral pudieran especular sobre vacíos legales de la LGIPE, lo cierto que también existe el articulado que prohíbe y sanciona los abusos que cometan los partidos políticos, dirigentes y militantes.

La “mascara” que cubre la ilegalidad, es la campaña interna de los aspirantes a ocupar una coordinación y no la candidatura a la Presidencia de la República. El engaño abierto que el INE solapa, bajo la artimaña de prevenir a Morena y sus “corcholatas” para que respeten la ley.

Por doquier existe publicidad para dar a conocer rostros de desconocidos hasta hace algunos meses, la mediatización y sobre exposición que prohíben las normas legales y la misma Constitución, sobre todo en tratándose de inequidad. Pero, como son “campañas internas”, entre morenistas, evaden la responsabilidad autorizada por el mismo INE. Campañas que, sin embargo, son abiertas a toda la población.

candidatos morena 2

Los medios de comunicación se disputan la primicia de las declaraciones de las “corcholatas”, publicidad gratuita que abona al quebrantamiento de las normas. Todos los medios nacionales impresos, los digitales, la radio y la televisión difunden y mediatizan las imágenes de los contendientes a ocupar una “coordinación”, cuando a ciencia cierta se sabe, se conoce que, quien logre el “triunfo” en la campaña político-electoral que ya inició bajo las reglas de Morena, previamente impuestas por el mismo presidente López, será él o la candidata a la Presidencia de la República.

Nacerá o iniciará viciado el proceso electoral en septiembre próximo.

La oposición en la alianza Va Por México, comienza esta semana a trabajar para encontrar el método de operación de la alianza electoral con la obligada y necesaria participación de la sociedad civil organizada. Por primera vez la sociedad organizada será actor importante en la contienda del 2024.

AMLO y Morena, no puede uno entender el uno sin el otro, son quienes han ensuciado un proceso electoral que aún no inicia.

La incertidumbre democrática, política, social y jurídica generada desde la misma Presidencia de la República. El caos hace presa del desorden presidencial, en tanto López Obrador, también se dedica a seguir criticando al pasado de sus ineptitudes, incapacidades, rapacidades, habiendo convertido a su administración en una de las peores de la historia.

En un vio la incipiente democracia mexicana. Siempre serán perfectibles las leyes. Mucho de lo que hoy contiene, fue a propuesta de las minorías, todo por la búsqueda de consensos políticos, algo que hoy no existe en el gobierno de la transformación, empeñada en destruir las instituciones y libertades ciudadanas; esta vez, Morena y el presidente han arrasado a las minorías parlamentarias, algo por lo que siempre habían luchado, característica que distingue a los regímenes de izquierda, exigen democracia y cuando acceden al poder, la cancelan para eternizarse ilegalmente en ese poder que desbordan en perjuicio de todos aquellos que gobiernan.

El mismo camino lleva Andrés López Obrador y su movimiento. Ensucian todo a su paso, destruyen las instituciones que garantizan libertades, todo en aras de los pobres que resultan un simple instrumento al servicio del poder, los más castigados; la pobreza y las necesidades aumentan hasta convertir al pueblo en “mendigos del gobierno”.

Las campañas electorales adelantadas y sucias inequívocamente van por el rumbo de la destrucción y, entre aquellos que levantan la mano para recibir migajas y los apáticos, terminan por renunciar a sus derechos humanos que después, a destiempo, reclaman por su vigencia y terminan huyendo del país que dejaron morir en manos de los tiranos. Cuba, Nicaragua y Venezuela, entre otros, son el vivo ejemplo de esa destrucción.

¡Aún estamos a tiempo! Aún podemos salvar a México de las garras del socialismo que todo destruye a su paso.

 




Héctor Parra Rodríguez

No mentiras, corrupción ni impunidad. Defiendo la verdad, objetividad, solidaridad y la tolerancia. Columnista libre, comentarista en la radio y Abogado.

Artículos relacionados

Salvan a las corcholatas de responsabilidad

Los presuntos responsables fueron los de “abajo”, “los más pobres”; un par de elementos de Seguridad Pública Federal y otro de Migración; por supuesto, la mayoría de los culpables también son los elementos de seguridad privada ¿A quienes contrataron para tan delicadas responsabilidades?
0
Shares