• Home
  • Salud
  • ¿Y de hexavalente como andamos?

Regreso seguro a las guarderías

¿Y de hexavalente como andamos?

Para un regreso seguro a las guarderías, asegúrate que tus hijos estén con su esquema de vacunación completo. Cuidas a tus hijos y cuidas a los demás.
| Salud

Por pandemia, no completaron vacuna hexavalente 4 de cada 10 bebés.

No todos los infantes regresarán a la guardería con sus esquemas de vacunación completos. Con la vacuna hexavalente, tu hijo o hija puede regresar a convivir protegido contra 6 enfermedades, como la difteria, la hepatitis B, el tétanos, tos ferina, la poliomielitis e influenza tipo B.

Revisa su cartilla de vacunación, se ponen a los 2, 4 y 11 meses de edad.

Un breve recordatorio de enfermedades que ya no deben presentarse por ser prevenibles por vacunación, sin embargo, el ser omisos en las vacunas, desconocer las dosis y/o cartilla de vacunación, puede dejar a la infancia vulnerable ante estas enfermedades:

La difteria es una infección bacteriana grave que suele afectar a las membranas mucosas de la nariz y la garganta.
Puede ser tratada con medicamentos. Pero en etapas avanzadas, la difteria puede dañar el corazón, los riñones y el sistema nervioso. Incluso con tratamiento, la difteria puede ser mortal, especialmente en los niños.
El contagio se da por gotas en el aire. Cuando una persona infectada estornuda y tose, lanza al aire una niebla de gotas contaminadas y es posible que las personas que estén cerca inhalen la C. diphtheriae. La difteria se propaga fácilmente de esta manera, especialmente en condiciones de hacinamiento.

La hepatitis B es una infección vírica que afecta al hígado y puede dar lugar tanto a un cuadro agudo como a una enfermedad crónica.
El virus se transmite habitualmente de la madre al niño durante el nacimiento y el parto, así como por contacto con sangre u otros líquidos corporales.
Los niños infectados antes de cumplir 6 años son los que corren más riesgo de sufrir una infección crónica.

La mayoría de los casos de tétanos están relacionados con el parto y pueden afectar tanto a recién nacidos como a madres que no se hayan vacunado suficientemente con VCTT.
En 2015 fallecieron de tétanos neonatal unos 34 000 recién nacidos, lo que supone una reducción del 96% con respecto a 1988, en gran parte debido a la ampliación de la inmunización con VCTT.
La OMS define los casos de tétanos neonatal confirmado como una enfermedad que ocurre en un lactante que tiene una capacidad normal de succionar y llorar en los primeros 2 días de vida, pero que la pierde entre los 3 y los 28 días de vida y se vuelve rígido o tiene espasmos.

Tosferina. Esta enfermedad suele comenzar con síntomas parecidos a los del resfriado y tal vez una tos leve o fiebre. En los bebés, la tos puede ser mínima o incluso estar del todo ausente. Los bebés pueden presentar un síntoma llamado “apnea”. La apnea es una pausa que se produce en el patrón de respiración del niño. La tosferina es más peligrosa en los bebés. Alrededor de la mitad de los bebés menores de 1 año que contraen la enfermedad necesitan atención médica en el hospital.

La poliomielitis afecta sobre todo a los menores de 5 años.
Una de cada 200 infecciones produce una parálisis irreversible (generalmente de las piernas), y un 5% a 10% de estos casos fallecen por parálisis de los músculos respiratorios.
Los casos provocados por poliovirus salvaje han disminuido en más de un 99%, de los 350 000 estimados en 1988 a los 33 notificados en 2018. Se han evitado más de 16 millones de casos de parálisis como resultado de los esfuerzos mundiales por erradicar la enfermedad.

Influenza tipo B. Con frecuencia, la bacteria Hib está presente en la nariz y la garganta de una persona sin causar ningún problema. Pero, en algunos casos, se extiende a otras partes del cuerpo y provoca una enfermedad.
Una persona con la bacteria Hib en la nariz y la garganta también pueden contagiar a otras personas. Esto puede ocurrir cuando tienen la enfermedad de Hib o incluso cuando no tienen ningún síntoma.

El contagio ocurre cuando una persona estornuda o tose y despide saliva por la nariz o la garganta.
La enfermedad de Hib puede presentarse a cualquier edad, pero es más frecuente entre los siguientes grupos:
Los bebés y los niños menores de 5 años. Especialmente en niños que no han recibido la vacuna contra la Haemophilus influenzae tipo b (Hib) o que no recibieron todas las dosis.
Ancianos.
Personas inmunodeprimidos.

Las vacunas funcionan, y aún mejor si se aplican a tiempo.


Fuente: who.int

Hexavalente, vacuna, difteria, tosferina, tétanos, poliomielitis, influenza, tipo B, hepatitis B, guardería, infancia, Pandemia



Artículos relacionados

¿Quién protege a los niños?

En la sociedad actual los más vulnerables son los niños. ¿Quién los protege?

El amor en tiempos de covid19

“Una cotorra, un timbre postal, un gato, un perro,Algún espantapájaros cualquiera,Alguien que, si recibe una dosis de amor, No segregue anticuerpos, no cree resistenciasSino que simplemente asimile. Asimile Sin intoxicaciones peligrosasY...


© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Terminos y Condiciones | Políticas Privacidad  | Publicidad | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Back to Top