Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

AMLO delinque y se blinda por sus abusos económicos: #TRASLAVERDAD

Aberrantes y abusivas las apetencias del Presidente de la República, por disponer del dinero público a su antojo. Los diputados federales se aprestan para dar gusto a López Obrador, reformarán la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, con la finalidad de

Aberrantes y abusivas las apetencias del Presidente de la República, por disponer del dinero público a su antojo. Los diputados federales se aprestan para dar gusto a López Obrador, reformarán la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, con la finalidad de

reestructurar, modificar, cambiar el Decreto del Presupuesto de Egresos, según el estado de ánimo de Andrés Manuel. Los diputados federales literalmente renuncian a esa facultad constitucional. La pregunta que salta ¿Para qué la reforma si ya lo viene haciendo por segundo año consecutivo? Si bien todos los Presidentes hacen ajustes al presupuesto a razón de cambios en el camino del ejercicio fiscal, no son sustanciales. López, en cambio, pretende hacer todas las modificaciones que considere necesarias, por miles de millones de pesos, mandarlos de una Secretaría a otra sin objeción alguna, llevarlos a su partida secreta; la absoluta discreción, como nunca, para disponer de billones de pesos del presupuesto.

Lo que pretende López, es “curarse en salud”, para evitar posibles daños al paso del tiempo, vamos que no lo vayan a denunciar por haber dilapidado el dinero público a placer; así, Andrés Manuel quedará blindado legalmente, tendrá toda la fuerza legal para modificar el presupuesto a su antojo, bajo el pretexto de la pandemia o alguna ocurrencia que se le venga a la mente, como por ejemplo la falta de crecimiento por sus erráticas políticas económica o la pandemia delincuencial. De tal manera, podrá seguir mandando dinero a sus programas clientelares y a sus obras “estrellas”, sin restricciones, ya no tendrá necesidad de inventar inconstitucionales Decretos para obtener más dinero paralizando la mitad de la burocracia o quitarles el 75% del presupuesto de gasto corriente para destinarlo a lo que le plazca al Presidente de la República, desaparecer fideicomisos; nada lo detendrá para acceder libremente al manejo presupuestal. La Entidad Superior de Fiscalización no podrá evidenciar a López, por el discrecional manejo del presupuesto.

Por tratarse de reforma a una ley secundaria, las bancadas de MORENA no necesitan, ni en el Senado de la República, ni el voto de la oposición. La iniciativa presidencial, sin ser preferente, saldrá de inmediato. No importa que el periodo ordinario de sesiones termine el jueves 30 de abril. Adelantaron que sesionarán de manera extraordinaria el martes de la semana próxima para dar salida al capricho presidencial.

Y tanto que se quejaron de las antiguas “aplanadoras” legislativas de los neoliberales; ahora, la izquierda se ha convertido en manada de búfalos sin control, capaces de dañar, destruir todo a su paso.

La diputada federal de MORENA, Lorenia Valles Sanpedro, aprovechando el “anillo al dedo” de López Obrador, que se refiere al caos institucional que orquesta el propio Presidente de la República, había presentado iniciativa de reforma a los artículos 29 y 65 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, para trastocar el funcionamiento del Pacto Federal, desapareciendo del mapa jurídico al Constituyente Permanente. La señora pretendía que las Juntas de Coordinación Política, en representación del Constituyente Permanente, en casos extraordinarios, tuvieran la facultad para reformar la Constitución ¡Inconcebible! No habría la obligación constitucional para que sesionaran las Cámaras de Diputados y de Senadores, tampoco las legislaturas locales, bastaba con las aprobaciones de las juntas de coordinación política que hoy controla MORENA, para que hicieran cambios a la Constitución Política.

Así de abusivos; trogloditas legislativos. Las críticas le llovieron y la señora tuvo la vergüenza de retirar su grandiosa iniciativa.

Señalan 1López Obrador, teje su blindaje jurídico al reformar la Ley Federal de Presupuesto, para evitarse problemas presentes y futuros. El arbitrario manejo del presupuesto ya lo hace, los legisladores le abrirán las puertas de par en par, para que dilapide y destruya el Decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación, con la posibilidad de quitar presupuesto o participaciones federales a los Estados. Total, tendrá esa facultad una vez que reformen la Ley conforme a sus apetencias, intereses políticos que fortalecerán el desmedido poder que hoy ejerce. Por supuesto que no podrá, al menos constitucionalmente, reducir el salario a los empleados, tampoco quitarles el aguinaldo a los burócratas federales. Por cierto hubo un rechazo total a ese acto abusivo que por Decreto inconstitucional, firmó Andrés Manuel López. Lo demás de su Decreto sigue vigente; trastoca el presupuesto para privilegiar sus caprichos. Por eso nuevamente la interrogante ¿Para qué la reforma si el Presidente hace lo que quiere con la asignación de los recursos públicos?

Incluso llega a grado tal su soberbia y abuso, que incumple con la resolución de un Juez de Distrito, viola la suspensión provisional, por medio de la cual el juez ordenó redistribuir el presupuesto para dar apoyo, con dinero público, a los trabajadores, privilegiar el salario en lugar de las obras públicas. López Obrador, cual autoritario emperador, hizo caso omiso a la resolución judicial, ningún apoyo a la clase trabajadora y, por Decreto inconstitucional, remarca su desobediencia. López comete desacato, incurre de forma reiterada -el mismo Presidente de la República_ en delito federal. El Presidente no se intimida e ignora a la autoridad judicial; antes no la ha vilipendiado y tildado de corrupta, no lanzó la jauría para destrozar al juez. Por eso la necesidad lopiana de la reforma, para protegerse, para blindar los abusos de Andrés Manuel López Obrador, en el uso y abuso de los recursos públicos.




Héctor Parra Rodríguez

No mentiras, corrupción ni impunidad. Defiendo la verdad, objetividad, solidaridad y la tolerancia. Columnista libre, comentarista en la radio y Abogado.
0
Shares