De la postverdad ni la historia se salva.

Mentiras históricas.

Si una parte de la historia no conviene a los intereses de algún grupo de poder (Gobierno, empresarios, millonarios, políticos) ese grupo, haciendo uso de plataformas de (des)información como la Televisión, internet o redes sociales, puede pagar, ordenar o dirigir que ese pedazo de la historia desaparezca o se altere.
 |  Cultura
Mentiras históricas.

La historia la escriben los vencedores es un dicho muy popular, y quizás haya sido así durante gran parte de la historia de la humanidad, sin embargo en estos días de la post-verdad es necesario poner atención ya que la historia puede ser manipulada fácilmente desde plataformas tecnológicas de gran alcance. Me explico.

Si una parte de la historia no conviene a los intereses de algún grupo de poder (Gobierno, empresarios, millonarios, políticos) ese grupo, haciendo uso de plataformas de (des)información como la Televisión, internet o redes sociales, puede pagar, ordenar o dirigir que ese pedazo de la historia desaparezca o se altere de acuerdo a sus intereses.

Ejemplos hay un montón, y mediante este artículo intentaré desmitificar algunos de ellos. ¿Me acompañan?

Primer mito: Los Españoles nos conquistaron

En el sentido estricto de la palabra sí, el imperio Español conquistó a México, pero no lo hicieron solos, veamos.

Los Aztecas tenían un imperio de entre 300 y 400 mil kilómetros cuadrados y 7 millones de habitantes. Ellos eran los amos y señores del centro de México y tenían oprimidos a la mayor parte de las tribus vecinas. Queda claro que Hernán Cortés, 700 soldados y 16 caballos  no pudieron haber conquistado México sin ayuda.

La verdad es que los Aztecas no eran muy populares entre sus vecinos, eran más bien crueles y despiadados, si no me creen, busquen la receta original del pozole. En ese sentido Cortés tuvo mucha ayuda de las tribus vecinas al momento de la conquista.

La independencia de México

Este mito es uno de mis favoritos, la historia que nos han contado en la escuela es que el movimiento de independencia de la Nueva España era para liberar a los mexicanos (¿Neo-Españoles?)  del yugo de la madre patria. La foto que se nos presenta y que nos repitieron durante muchos años es de que el movimiento de independencia lidereado por el cura Miguel Hidalgo vino a quitarle los grilletes al pueblo Mexicano. Nada más lejos de la verdad.

Lo que Hidalgo y demás mestizos y criollos querían era acceder a posiciones de poder. Ellos, al ser hijos de Españoles nacidos en México, o hijos de padre Español y madre Mexicana eran considerados ciudadanos de segunda clase.  De hecho, la abolición de la esclavitud no estaba dentro de los objetivos principales del movimiento, y solo fue introducido mucho más  En aquel entonces las posiciones de poder eran otorgadas directamente por el rey, quien, fiel a la costumbre, solo las daba a ciudadanos Españoles de cepa, nacidos en España de madre y padre Españoles. Tan es así que al triunfo de su movimiento los revoltosos fundaron el “Primer imperio Mexicano”. Debe de llamar la atención también de que en el grito de Independencia del cura Hidalgo incluyó un ¡viva Fernando VII!

Estados Unidos ,Texas y California

Este es uno bien popular entre los mexicanos. Durante años nos han hecho creer que el ogro malote de Estados Unidos nos robó un buen día una buena parte del territorio nacional.

La verdad es que el estado Mexicano de Texas quería unirse a la unión americana y dejar de ser parte de la república Mexicana, en 1845 el congreso americano votó a favor la anexión de Texas desatando un grave incidente diplomático con México que culminó en una guerra entre ambas naciones (El sitio de Veracruz y la toma de la ciudad de México).

Si bien Estados Unidos invadió nuestro país, el tratado de Guadalupe Hidalgo firmado entre ambos países comprendía una compensación económica de 15 millones de dólares por los territorios de Texas,  Nevada, California, Utah, Nuevo México, Colorado, Arizona y pequeñas partes de Kansas y Oklahoma.

Cabe destacar que Estados Unidos había comprado recientemente el territorio de Luisiana y Nuevo Orleans a Francia.

El bloqueo económico de Cuba, el Ché Guevara y los Castro.

Si nos adelantamos a los años 1960 encontraremos una serie de mitos históricos que han sido adoptados por la izquierda mundial como dogmas.

Uno de ellos, quizás el más explotado es el bloqueo económico de Estados Unidos a Cuba. Hay que ser claros, este mito es completamente falso.

Al ascenso de la dictadura Chavista, todas las empresas y propiedades norteamericanas fueron expropiados por el “nuevo estado” y puestas al servicio del pueblo. Ninguna empresa norteamericana fue compensada por dichas expropiaciones. Es menester recordar que el gobierno de cualquier país está para representar sus intereses y el de sus ciudadanos. En ese sentido Estados Unidos decidió no establecer lazos comerciales con Cuba hasta resolver el problema de sus expropiaciones. Por supuesto que al no tener un socio comercial tan poderoso merma mucho en los posibles ingresos de aquel país.

Cabe preguntarnos ¿No es el fin último del Socialismo la autosuficiencia en todos los aspectos? Si el comunismo es bueno y el capitalismo es malo, por qué quieren vender sus productos a US?

Además de eso, no hay que olvidar que los hermanos Castro y el Ché con ayuda de Rusia intentaron instalar misiles nucleares en la isla en 1962. Fue Guevara quien en varios foros expresó su deseo de destruir la ciudad de Nueva York usando las armas atómicas soviéticas.

El otro mito[RV1]  encontrado frecuentemente es que El Ché y los Castro eran revolucionarios buenaondita. En realidad eran asesinos despiadados, homófobos, bárbaros hambrientos de poder. La actual izquierda mundial está muy mal representada con la efigie de Guevara en sendas camisetas revolucionarias que compran en Amazon.

Concuyendo, la historia podrá haber sido escrita por los vencedores, pero los esfuerzos por reescribirla no son menores.


@DonVocero

La Mafia del poder no se crea ni se destruye, tan solo se transforma Neoliberal Senior. Columnista en #CoNexiones #LegiOnLine

Artículos relacionados

La máscara de la Muerte Roja

Tic-tac, tic-tac no hay realidad que no alcance al que pretende negarla, la pandemia está aquí y está aquí para todos, incluidos los poderosos, tic-tac, no hay donde esconderse.

El Increíble Ciclo del Honor.

Una invitación a la reflexión, al cambio y a la acción de las conductas sociales positivas, explica el caso del honor, su ciclo de inspiración y su aplicación en la equidad de género mediante un viaje en las propias emociones del lector.

¿A dónde se fue Ronald McDonald?

Desde hace 23 años, la Fundación Ronald McDonald ha trabajado en México brindando un servicio de esos que parecen invisibles, pero que son muy importantes. Otorga, a un bajísimo costo, servicio de hospedaje a niños y familiares de niños ...

Manténte al tanto de las principales notas y opinión política del día.



© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Terminos y Condiciones | Políticas Privacidad  | Publicidad | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Back to Top