¿Estamos listos para regresar?

Llueva, truene o relampaguee...

La pandemia más que un anillo al dedo ha sido una espina clavada en su gobierno. Y aunque ha invertido mucho en minimizarla no hay duda de que fue un reto que está mucho más allá de sus capacidades.
| Opinión
Llueva, truene o relampaguee...

Ejemplos hay muchos, el gobierno actual crea problemas para achacarlos a otros.

El aeropuerto, la “guerra al huachicol”, la rifa del avión, las caravanas migrantes, la cancelación del seguro popular, la manipulación de los precios del gas y la inminente necesidad futura de un FONDEN han traído y traerán más problemas que soluciones.

Con ideas parcialmente presentadas y símiles mal hechos Andrés muestra una propuesta a fin con sus intereses y al mismo tiempo argumentos parciales y falaces para justificar su autocrática decisión. Pero no se engañen, no lo hace porque cree que pueden hacerle cambiar de opinión, sino que lo hace para satisfacer su imagen y alimentar la creciente hambre de sus hordas de verlo atacar opositores.

La pandemia más que un anillo al dedo ha sido una espina clavada en su gobierno. Y aunque ha invertido mucho en minimizarla  no hay duda de que fue un reto que está mucho más allá de sus capacidades.

Es cierto que el COVID ha sido un flagelo mundial y que ha causado millones de muertes y miles de millones en pérdidas, pero también es cierto que México ha tomado las medidas menos efectivas y que han resultado más inútiles para el manejo de la misma.

De nuevo no es una opinión, en el ranking internacional México no deja las posiciones más negativas y una de las tasas de mortandad más altas a nivel mundial. La campaña de vacunación que tanto presumen aunque si se han aplicado millones de dosis sigue siendo insuficiente y si consideramos que muchos fueron inoculados con Cansino que ha mostrado ser ineficiente, seguimos teniendo una deficiencia en este rubro. Eso sin considerar los escándalos de miles de millones por la compra de esas vacunas y los ridículos internacionales al pedirlas en donación y regalarlas a su vez.

Las medidas han sido no solo insuficientes, también han sido equivocadas y es la población más vulnerable la que ha sufrido más el embate del virus. El 94% de las víctimas mortales han sido personas de bajos recursos, esto aunado al recorte presupuestal del Seguro Social y los forzosos subejercicios para alimentar su austericidio.

Es cierto que al relajarse las medidas sanitarias y al aumentar las dosis de personas vacunadas la gente se confió, pero es también cierto que las acciones de gobierno para evitar contagios han sido insuficientes.

Es en el marco de esta vorágine de errores, incapacidad y contagios crecientes que Andrés crea, de nuevo, las condiciones para un desastre.

Las clases presenciales empezarán en septiembre “llueva, truene o relampaguee”.

Es cierto que México no ha podido incorporar a sus estudiantes a los cursos presenciales como en la mayor parte del mudo, pero esto es porque las condiciones no existen para ello. En otros países la tercera ola llegó y se fue sin mayores consecuencias, en México el crecimiento de contagios es exponencial y la llegada de la variable Delta hace especialmente vulnerable a la población infantil aunado al funesto anuncio en el que comenta que “no se vacunará a menores de 12 años debido a que es solo un negocio de las farmacéuticas”.

Otro de sus argumentos está en que este regreso está siendo solicitado e impulsado por las escuelas particulares lavándose las manos ante esta decisión ¿es acaso buscar de nuevo al chivo expiatorio a quien golpear cuando esto explote en nuestras caras?

Esto nos muestra una vez más que la tragedia es el combustible de un gobierno populista, sin desastres no hay culpas que aventar y sin culpas ellos no son nada.

Andrés saldrá a buscar el error y la crisis, no es solo su ineptitud que si es grande, es también la oportunidad que presenta la enfermedad, muerte y pobreza para poder mantener su poder.

Los gobiernos autoritarios prosperan con la crisis en que la gente termina regalando su libertad a cambio de una promesa de seguridad y esto es lo que este gobierno busca, crear un escenario insostenible alimentado por odio y culpas para afianzar su poder.

López no ha presentado empatía o interés antes quienes sufren la violencia, pierden su negocio o mueren ante la violencia, la pérdida de empleo o la pandemia, es un hecho que para el ejecutivo los mexicanos no somos prioridad, somos virutas que alimentan el fuego de sus caprichos y no le preocupa cuántas deban arder mientras él logre sus objetivos.


@PiperThread

Enamórate de mis palabras no de una imagen. No soy más que mis palabras. #CoffeeLover Columnista en @CNexiones, síguenos y léenos. #𝐕𝐚𝐥𝐪𝐮𝐢𝐫𝐢𝐚

Artículos relacionados

Manejo criminal de la pandemia ¿Quién se beneficia?

Hay que tratar de entender la motivación detrás de la negligencia de gobierno federal ante la pandemia.

El costo del populismo.

El político te dirá lo que quieres oír para mantener su posición, al final endulzará tu oído y te hará creer que sus intereses son iguales a los tuyos con tal de que el siga haciendo su voluntad. Te quieren sumiso, callado y según tú fe...

Lecciones de un gobierno populista.

Venezuela sufrió la degradación paulatina de sus instituciones que duró casi 10 años antes de que se consolidara en gobierno totalitario y autocrático del que difícilmente saldrán, si hoy saliera Maduro no tardaría en llegar otro para su...

Populismo y economía, la ruta del hambre.

El populismo requiere una crisis para que funcione, en México no había una y se encargaron de crearla.

Manténte al tanto de las principales notas y opinión política del día.



© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Terminos y Condiciones | Políticas Privacidad  | Publicidad | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Back to Top