Democracia: La palabra más manipulada.

¿Le seguimos?

By Maese Osofronio
En 2018, un personaje que se había dedicado toda su vida a señalar errores de los gobernantes, usando esas instituciones hizo toda una defenestración del sexenio de un presidente que, para colmo de males había leído 2 ¼ libros y no entendía la mitad de lo que leyó.
| Opinión
¿Le seguimos?

La democracia es una de las más manoseadas palabras de nuestro idioma actual.

No muchos se han puesto a pensar lo que es realmente la Democracia, hay una confusión muy amplia en donde el concepto se toma en muchas ocasiones, como la facultad de un pueblo para elegir a sus gobernantes, una acepción cercana a la realidad. Otras veces se toma como la facultad que concede el pueblo a un gobernante para decidir lo mejor para ellos. Hay algunas otras, qué, se toma como el pretexto para validar decisiones no muy populares entre el grupo que no coincide con el gobierno, disfrazándolas de “la voluntad del pueblo”.

La Democracia es una forma de gobierno altamente imperfecta, que cada quien decora como le conviene más. Los gobernantes, como la orden divina de los gobernados. Los gobernados, como la manera de dejarle al gobierno la engorrosa toma de decisiones, los indiferentes como la engorrosa tarea de ir a votar el día de las elecciones y olvidarse de eso hasta las próximas elecciones.

Uno de los problemas capitales de ese “manoseo” de la palabra, es que le quita la importancia que tiene el concepto, a pesar de sus fallas.

Vamos a recurrir al viejo y fiel diccionario:

democracia

nombre femenino

  1. Sistema político que defiende la soberanía del pueblo y el derecho del pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes.
  2. Régimen político basado en esta doctrina.

 

Como verán, el concepto es poderoso, pero engañosamente sencillo.

En México, se habla de democracia desde que la Revolución triunfó ya que esta tuvo como uno de sus estandartes principales, la devolución al pueblo de su derecho a elegir gobernantes. De hecho, viene desde antes, casi desde que acabó el Primer Imperio hasta nuestros días. Erámos una “democracia” sin instituciones, sin nada que se opusiera al poder de un gobernante, o, en el mejor de los casos, al del grupo que lo había encumbrado.

Como esta no es una clase de Historia, y no quiero caer en fundaciones aztecas de 10,000 millones de años, voy a dejarlo aquí como la forma en que se gobiernan los países que se consideran libres (requeriría otra explicación, pero si lo alargo mucho se me van a dormir)

La democracia actual, digamos en lo que va del Siglo XXI, estaba creando instituciones como el INE, el INAI, el Banco de México, la CRE, etc. Que ya no dependían tanto del poder del presidente en turno, y aportaban una estabilidad, y nos ponía en el camino de la determinación de la vida del país cada vez más ajena a los deseos de la clase política

Justo es decir, que faltaba mucho, hay un dicho mexicano que dice; Hecha la ley, hecha la trampa, y los políticos son unas chuchas cuereras en eso de las trampas, me refiero a los políticos de todos los colores, más colores que lápices Prismacolor.

Dada la habilidad de esos prohombres que nos han gobernado, las trampas siguieron haciéndose, pero ya había sistemas como Compranet, IFAI, INE, que evidenciaban una buena parte de las trampas.

En 2018, un personaje que se había dedicado toda su vida a señalar errores de los gobernantes, usando esas instituciones hizo toda una defenestración del sexenio de un presidente que, para colmo de males había leído 2 ¼ libros y no entendía la mitad de lo que leyó.

No se me vayan a alborotar los apologistas del actual gobierno, todos los anteriores, especialmente el anterior, tuvo una serie de sonados fraudes que no pudo ocultar, antes hubo guerras contra el narco (todavía hay en el papel), o FOBAPROAS, o Toallagates.

democracia rotaNo se salva ni uno, pero, y aquí viene lo bueno, esas instituciones mencionadas, fueron creadas por esos presidentes, a empujones de la ciudadanía, a mentadas de los críticos del régimen, a plantones, a periodicazos, sin embargo supieron leer, o fueron forzados a hacerlo, los signos de los tiempos, y permitieron, en algunos casos impulsaron, la creación de lo que yo llamo el seguro de vida de la Democracia.

En 2018, se le otorgó al presidente actual prácticamente todo el poder, ya no había Cámaras que hicieran contrapeso, excepto por la mentadas instituciones. Al llegar este gobierno con ese poder político y popular, y con un plan de cambiar el sistema de gobierno del país, le estorbaban el INE, INAI, CNDH, etc. Y se dedicó a dinamitarlas, o a poner a sus incondicionales al frente de ellas para adquirir realmente todo el poder. Está en vías de hacerlo.

Y aquí es donde regreso a la definición de la Democracia:

  1. Sistema político que defiende la soberanía del pueblo y el derecho del pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes.

 

Elegir y controlar, la primera parte es discutible, pero parece ser cierta, la segunda no existe en México. Una vez que se le da el poder al presidente, el pueblo no vuelve a decidir nada, ni con las consultas populares, que no son consultas, y menos, populares.

La llamada 4T, es el sueño de un solo hombre, o de un grupúsculo que se alió con él para lograr sus intereses, todavía no oigo, leo, o veo a alguien mencionar que queremos un sistema castrochavista, ni aun entre los más estridentes de sus seguidores. Hay partes del grupúsculo que si quieren, sobre todo porque sería para ellos como hacer turismo de cinco estrellas, como en algunos lugares de Cuba, en medio de un pueblo que se tiene que formar para conseguir media libra de azúcar (qué fue su principal exportación) como en toda Cuba.

El pueblo bueno, no votó para darle canonjías a un grupo, no votó por morirse más de hambre, y se está dando cuenta, que votó porque le dijeron que no se podía estar peor, y está peor (sin Seguro Popular, sin Sistema Nacional de Vacunación, sin CNDH, etc.)

Cuando se habla de Democracia, hay que entender que se gana con 33 millones de votos, pero se gobierna para 120 millones de mexicanos, incluyendo fifís, neoliberales, conservadores, cosa que nuestro mandatario no quiere aceptar.

Y eso se llama Dictadura:

nombre femenino

  1. Régimen político en el que una sola persona gobierna con poder total, sin someterse a ningún tipo de limitaciones y con la facultad de promulgar y modificar leyes a su voluntad.
  2. Estado que tiene este régimen político.

 

El 6 de junio, podemos evitar que tenga que platicar sobre la dictadura.


Maese Osofronio

Ando vendiendo mi Ferrari

Artículos relacionados

El ataque a la Democracia.

La democracia está bajo ataque en todo el Mundo, pero el ataque no es súbito, es aún más peligroso porque es legal.

Democracia y pluralidad en la era del atole.

Uno de los puntos en que se considera más fuerte el gobierno actual a sí mismo es en la participación ciudadana. Nos dicen que son un verdadero gobierno orientado al pueblo y hacia sus necesidades, pero sus acciones distan mucho de este...

¿Y la democracia?

La Democracia, que es la forma más justa que se le ha ocurrido a la humanidad para ser gobernada, no es perfecta, ni está cerca de serlo. Ejemplos como el que actualmente padecemos en Mexico, donde por voluntad popular y desidia de much...

El mito de los 30 millones.

Ya no son 30 millones, son mucho menos, pero más importante, ¿Alguna vez importó cuántos fueran?

AMLO promueve acuerdo de lucimiento político "Acuerdo Nacional por la Democracia"

El primero en incumplir el “Acuerdo Nacional por la Democracia”, es el mismo presidente de la República, metido hasta el cuello en el proceso electoral.


© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Back to Top