Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

#TrasLaVerdad

Las locuras de un presidente demente

Los déspotas y tiranos regularmente acceden al poder por medio de sistemas democráticos, para después acceder a la tiranía y perpetuarse en el poder. Ejemplos de ello fueron mencionados por Calderón

Con una refinería que no refina y se inunda, con un aeropuerto inviable y no financiable y con un proyecto de tren que no avanza, el presidente López Obrador, diariamente se enfrasca en estériles polémicas, críticas sin sustento, vituperios inmerecidos, múltiples calumnias y difamaciones en lugar de cumplir con sus obligaciones constitucionales. 

Al presidente López no le faltan pretextos para continuar en su frenética y alocada campaña mediática, con tal de no perder el poder político y económico. 

Asegura que no hay que aferrarse al poder, cuando él ha sobrevivido gracias al poder que ostenta; también afirma que no se debe tener “mucho” apego al dinero, cuando ha quedado demostrada la forma en que se ha enriquecido abusando del poder. 

El presidente ha creado un mundo virtual alterno, engaña a su militancia con 200 pesos en su cartera. 40 años en el poder, pero critica a quienes se aferran al poder y al dinero. 

La semana pasada los expresidentes Ernesto Zedillo y Felipe Calderón, participaron como conferencistas en un foro desde España. Sus participaciones inundaron las redes sociales. Ambos exmandatarios sustentaron sus críticas en la forma de hacer gobierno del presidente López. 

Coincidieron en la intención de destruir el sistema democrático mexicano y el camino que construye la 4T, para llegar a una dictadura. Bien vale la pena escuchar las intervenciones. 

Felipe Calderón propone la participación de la sociedad civil y no esperar a que los políticos hagan todo. Me recordó la frase célebre pronunciada por el presidente estadounidense John F. Kennedy, cuando en un discurso hasta hoy imborrable, al expresar: “no preguntes que puede hacer tu país por ti, sino qué puedes hacer tú, por tu país” (20 de enero de 1961). Ello con la intención de derrotar a López Obrador y a Morena en las elecciones del 2024, antes de que destruyan las libertades e instituciones democráticas.

Los déspotas y tiranos regularmente acceden al poder por medio de sistemas democráticos, para después acceder a la tiranía y perpetuarse en el poder. Ejemplos de ello fueron mencionados por Calderón, aludiendo a Hitler, Mussolini o bien, como en Venezuela y Nicaragua. 

AMLO no esperó para revirar y criticar a los expresidentes con la cantaleta de siempre, incluso mencionó aquello de las pensiones. Un presidente que no gobierna, solo atina a destruir material, social, económica, ideológica y verborréicamente; todo lo que brota de su mente es para destruir y mentir. 

Bien lo dijo el expresidente Enrique Peña (también en un foro), que, “ningún presidente se levanta en la mañana pensando en cómo joder a México; siempre pensando en cómo hacer las cosas bien para México” (octubre de 2016). Resulta inconcebible que a unos años AMLO haga precisamente lo contrario a lo dicho en aquel entonces por Peña Nieto. Todo indica que López “se levanta todos los días pensando en cómo joder a México”. Las pruebas lo comprueban. 

AMLO no gobierna, genera problemas y destruye. 

En la mañanera de ayer dijo: “Hace como cinco días leí una columna, no la leí, vi el encabezado y luego me hicieron una reseña de una columna de Loret de Mola, en donde dice que “fuentes muy cercanas” - aquí la fuente de Palacio - tengo en mi testamento político establecido de que mi heredero va a ser mi hijo Andrés, mi heredero político y que primero va a ser Claudia (Sheinbaum) y luego el candidato para el 30 va a ser mi hijo Andrés, que esto lo tengo en mi testamento político. Creo que lo publicó en El Universal”. 

  

Y siguió: “Es muy sencillo, yo puedo dar a conocer mi testamento político, si él me acepta el que, si es mentira lo que dice, se retira del periodismo y se dedica hacer guiones para telenovelas o a cualquier otra actividad que le guste, pues tiene talento para la imaginación, pero que no haga periodismo, porque el periodismo es un noble oficio y es imperativo ético y exige respeto a la gente. Es más, doy a conocer mi testamento porque está en una notaría y si es cierto lo que él dice, renuncio a la Presidencia, nada más que si no es cierto, que él acepte abandonar el noble oficio del periodismo para no seguir manchando”. 

Diariamente es la misma conducta de AMLO, busca la disputa, le fascina la reyerta y abusa del poder político y económico. De ahí que resulte cierto lo afirmado por los tres expresidentes de México: Zedillo, Calderón y Peña. 

Por eso es necesario que la sociedad civil participe en política antes de que acaben con nuestra democracia y libertades. De ahí el profundo interés del presidente López en reformar la Constitución para destruir al INE y crear su propio monstruo electoral, organismo que le permita toda clase de fraudes electorales. 

¿Cómo se puede participar en democracia? De muchas formas. Pero, la más importante, participar el día de las elecciones y, por supuesto, no votar por ningún candidato de Morena ni aliados a la 4T. 

¿Esperarás a ver cómo siguen destruyendo a México, sus instituciones y después nos coartan las libertades esenciales del ser humano? 




Héctor Parra Rodríguez

No mentiras, corrupción ni impunidad. Defiendo la verdad, objetividad, solidaridad y la tolerancia. Columnista libre, comentarista en la radio y Abogado.
0
Shares