• Home
  • Opinión
  • La pandemia en México, Lo que mal comienza..

La pandemia en México, Lo que mal comienza..

Lo que bien empieza, bien termina, pero lo que mal comienza...

Uno de los aspectos más sutiles de la política de la administración actual radica en el manejo directo de la ideología y el artificio del discurso, la manipulación directa sin hechos subyacentes.

| Opinión
La pandemia en México, Lo que mal comienza..

Lo que bien empieza, bien termina, pero lo que mal comienza...

Uno de los aspectos más sutiles de la política de la administración actual radica en el manejo directo de la ideología y el artificio del discurso, la manipulación directa sin hechos subyacentes.

La demagogia juega un papel demasiado protagónico, están demasiado acostumbrados a utilizar la información a su gusto y necesidad, tanto que lo harán en cualquier situación sin pensar en las consecuencias.

Todo el manejo de la pandemia ha sido politizado tanto por la oposición como por parte del mismo gobierno.G7LAGMXNLNFATDWY2B2HZ6JHCQ

El discurso ha cambiado una docena de veces y se ha hecho a la medida de las necesidades del ejecutivo, nunca de la gente.

A estas alturas de su administración es casi imposible pedir algo diferente, Andrés no entiende y por lo que parece jamás entenderá que ser presidente es un trabajo que tiene como función el desarrollo de toda la sociedad, no el enriquecimiento descarado y empoderamiento del gobierno que él encabeza.

Pasó tanto tiempo atacando a otros que solo sabe tapar los errores en su gobierno con palabras ya que no sabe hacerlo con trabajo. Toda su carrera fue fácil aventar piedras para atacar acciones y hoy espera hacer lo mismo lanzando piedras para esconder inacciones.

Al principio de la pandemia las intenciones fueron transparentes: Minimizar para incentivar la inmunidad por rebaño.

Mal aconsejado para economizar, por soberbia o por ignorancia. Todo el aparato de propaganda se volcó a difamar los protocolos de prevención vistos en otros lados. Las razones son inciertas, pero los recursos utilizados para minimizar y desviar la atención fueron muy claros.

8539712aaa1d02ee6ab3bd4bf53d5651De enero a abril, Andrés de hecho incentivó el contagio y la ignorancia, se empeñó en coartar otros medios no oficiales de información y le dió el estatus casi divino a López-Gatell con la intención de usarlo como único medio de divulgación.

Luego se le empezó a caer el teatro, cambió el discurso, pero siguió minimizando el problema, fue reprendido y tuvo que cancelar sus giras, cosa que le dolió profundamente y hoy sigue sin usar tapabocas. 

Hay mucha especulación hacia la negativa del uso de la máscara, puede ser imagen, terquedad o simple desdén a las políticas establecidas, pero esta falla es de las más evidentes y NADIE puede venir a decirle que hacer, su decisión está por encima de la realidad y la necesidad de prevenir el contagio.

De nuevo deslindando del dar ejemplo y la responsabilidad que tiene como titular del ejecutivo.

Posteriormente viene lo único que ha sabido hacer, todo el aparato de propaganda se dedicó a buscar culpables para deslindar su pésimo actuar.

La indisciplina de la gente y los gansitos se volvieron los nuevos blancos para dirigir su siempre presente campaña de desprestigio, siempre desviando la atención  y buscando a quien aventarle la bolita.

Las medidas post encierro debieron ser férreas y con el soporte total del gobierno, pero le preocupa más su imagen y se refugia diciendo que “obligar a la población” es fascismo y está contra los derechos humanos.

Señor presidente: Los derechos humanos son para los vivos, no para los muertos.

Sigue, de nuevo, priorizando su imagen por encima de las necesidades nacionales, sus discursos y cortinas de humo se siguen moviendo para cambiar la percepción, más que para crear un cambio. Su única acción diferente es hacer un acto en que pide un minuto de silencio por los muertos. Es lo único que sabe hacer, símbolos personalistas.

Ya para esos momentos se empieza a hablar de una vacuna, e ideológicamente este es el punto que Andrés requiere, otro evento externo en que basar la esperanza, ya que si esta falla, de nuevo no será culpa del gobierno sino de otro agente externo. Es así como la maquinaria empieza a girar, de nuevo, a minimizar la preocupación e incentivar las salidas, ya que la vacuna llegará y será la panacea.

El discurso cambia de nuevo, busca a toda costa desviar la atención, con Lozoya, Cienfuegos, el avión, etc. con la intención de que no se vincule jamás al gobierno con la infección, de hecho en su mente la vacuna llegará y entonces la mente de la gente se desviará hacia quien se las da.

2450734

 

De nuevo puede ser el redentor con la cura milagrosa en la mano para asegurar lo único que importa en su mente: Su imagen.

Pero sigue sin entender que el mayor enemigo de la 4a no es la oposición, es la negligencia con la que construyó su gobierno, leales al 100% e inútiles en la misma proporción.

No logra entregar las cantidades que promete en compra de votos, porque ellos mismos se lo roban. No puede construir Dos Bocas porque se rodeó de inútiles para hacerlo y la vacuna no estará disponible porque se dedicó a destruir los canales de distribución para tener la salud de los mexicanos como rehén.

Aún antes de la pandemia, Andrés rompió la cadena de distribución de los medicamentos para poder ser partícipe del negocio millonario del que salivaba, pero más aún para decidir sobre la vida de la gente y claro condicionar al voto estos suministros.

desabastoMedicinas featured01 810x338

De nuevo, subordina la salud a su imagen y cree que será capaz de controlar algo tan vital para asegurar la cooperación y el voto. Unos cuantos muertos serían un precio pequeño para asegurar obediencia, pero jamás pudo prever una pandemia y este grado de ineptitud para restablecer el servicio.

López solo tiene su imagen como meta, ha tratado la pandemia como todo lo que hace, con la intención de ganar simpatías y obtener más poder político y económico.

La vacuna es parte de lo mismo, ve en este elemento la oportunidad de deslindar a su gobierno de la falta de prevención y los contagios que ellos mismos propiciaron al crear fe en la cura y clara dependencia de la misma.

Pero esta no llegará, la lentitud para solicitarla, la falta de coordinación para aplicarla y la falta de una cadena para suministrarla.

Ni siquiera como favor electoral serán capaces de entregarla y se los adelanto, las culpas caerán sobre todos menos ellos.

Los muertos aumentarán y empezaremos a ver no reprimendas sino exigencias por parte de los países que empezarán a domar la pandemia, en especial por parte de los EU creando así el perfecto chivo expiatorio para la falta de resultados de la 4a.

López no sabe hacer, solo destruir, no sabe actuar solo hablar.

Una pandemia de esta magnitud habría sido una prueba intensa para cualquier gobierno, en sus manos nos va a costar décadas para corregir.

La pandemia empezó muy mal y no hay planes ni la capacidad para que eso cambie.

Lo que mal empieza en manos de la 4a peor acaba.

maxresdefault 1


@PiperThread

Enamórate de mis palabras no de una imagen. No soy más que mis palabras. #CoffeeLover Columnista en @CNexiones, síguenos y léenos. #𝐕𝐚𝐥𝐪𝐮𝐢𝐫𝐢𝐚


© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Back to Top