Hacer más pobres a la gente nunca había sido tan lucrativo.

La industria del comunismo.

El comunismo no deja de ser solo una imagen idealista e imposible, pero que atrae idealistas incapaces de conciliar con una realidad.
| Opinión
La industria del comunismo.

Suena contradictorio, pero aunque industria y comunismo no son palabras que se vean juntas muy seguido, existe un sistema utilizado, supongo que en todo el mundo, pero especialmente en México.
Los “comunistas” se decantan por esa doctrina, o una adaptación personal de la misma, muy frecuentemente a edades tempranas, cuando el idealismo está en condiciones de pureza y brillantez en los jóvenes, nada más atractivo a los 18 años que una imagen del Che, y su leyenda similar a la de Robin Hood ( me gustaría saber si Robin era como nos lo han pintado), gritar “Muera la explotación capitalista”, marchar de la mano de correligionarios que en ese momento son recalcitrantes panegiristas de Marx, Mao, Castro, Engels, etc.


Algunos de ellos logran colarse a los grupos que se autodenominan movimientos estudiantiles, sienten el orgullo de ser reconocidos por los “líderes” del movimiento que medre en ese momento. Y siempre hay uno vigente, pero voy a referirme al magnificadísimo Movimiento del 68.
Tuve compañeros que se sintieron atraídos por las manoseadas figuras de Genaro Vázquez Rojas, Lucio Cabañas, etc y no se perdían un mitin, qué había muchos, y se preciaban de conocer a los dirigentes movimientistas de la escuela. Muchos son hoy gente dedicada a su profesión, con la filosofía del esfuerzo, pero hay algunos que se fueron enquistando en los cuadros de los partidos de izquierda, en partidos políticos con ideas medio zurdas, o francamente se volvieron anarquistas.
La edad no perdona, y los ímpetus justicieros juveniles van haciéndose más leves, la persona se vuelve más cauta y la necesidad de tener ingresos hace que pensemos en otras cosas, si bien más prosáicas, más nutritivas. Pero hay, y se nos han juntado en este gobierno transformador representantes de lo que yo llamo la Industria del Comunismo.
Son gente que ha vivido a la sombra de una doctrina libresca, panfletera muchas veces, y van transcurriendo por la vida, aceptando, muchas veces, puestos en gobiernos que no son de izquierda (el hambre, los hijos, la hipoteca, etc. hacen que se soslayen los principios), siempre cargando la condecoración de ser socialistas. Muchos de sus compañeros los ven como entes simpáticos y fuera de la realidad. Algunos logran puestos políticos, siempre de segunda línea, votan con su partido, celebran triunfos efímeros, y derrotas descorazonadoras. No me malentiendan, no muchos son comunistas a ultranza, le dan sus oportunidades a la propiedad privada, y esperan que algún día, aparezca el líder que los lleve a un socialismo a la mexicana y ellos puedan decir “Yo siempre luché por esto”.


Hay muchos de esos comunistas de Sanborns, actualmente de Starbucks, y a muchos de ellos ya los habrán identificado.


Lo triste para ellos es que cuando llega ese líder trae mucha cola de compromisos con grupos que no comulgan con Marx y sus glosadores. Ellos se ven relegados a puestos de medio pelo, porque los que van a cobrar en los puestos importantes son los que pusieron su capital político, o económico, al servicio del elegido. Y entre estos se encuentran grandes magnates que no permitirían que un hijo suyo se declarara socialista. Otros políticos de viejo cuño que van a darle al nuevo pastor nacional el know how de las alianzas a la mexicana. También hay “idealistas” que no han visto nunca la vida en países del Foro de Sao Paulo, excepto desde hoteles privados, y están orgullosos de haber sido recibidos por el prócer que rescató a su pueblo. No es posible dejar de mencionar actores que no son bien vistos por la sociedad y que necesitan un padrino en la Presidencia, a cambio de grandes donaciones y músculo callejero.
De esa manera pasamos por gente que ha sido acusada de fraudes, trampas, abusos de confianza, extorsión y que siempre han sacado la cara por su jefe. Vemos vividores del presupuesto que se han mimetizado, hasta este momento en que ya no es necesario. Empresarios que quieren ser prohombres nacionales. Una mezcla de perfiles que nos haría pensar en una función de carpa, nos pondría a dudar de su viabilidad. Conozco comunistas de corazón que son gente honrada y altruista, pero ellos normalmente no se tiran a la política.
El punto de unión de todos estos personajes es la necesidad de capitalizar toda una vida de pensamiento socialista, o de la donación de grandes sumas de dinero, o aún de lavar un poco su conciencia pregonando las virtudes de una vida comunista idílica, que es la única que conocen, etc. Uniéndose cada quien con su idea particular de la justicia social a lo que ya en ese momento es una industria que permite vivir, a veces ostentosamente, de pretender ayudar a los menos favorecidos.
Los Idealistas se convierten en comparsa del gran capital, y muchas veces no les preocupa mientras les caiga algo de él. El líder acepta toda la ayuda que le acerquen, y batalla para mantener un orden entre sus huestes, que muchas veces tienen aspiraciones encontradas. Y tendrá que tomar la decisión que cueste menos aunque se pierda a una parte del equipo original.
Desgraciadamente para poder hacer que el socialismo llegue al poder hay que hacer Frankensteins difíciles de controlar, y una vez que se tiene el poder, la única manera de conservarlo es la violencia y la depauperación del país. La industria del comunismo llega con una bomba de tiempo en el estómago, pero pueden retrasar la explosión por mucho tiempo si el líder es inteligente y logra conciliar los multiples intereses involucrados en el negocio, porque antes que cualquier otra cosa, la industria del comunismo es un gran negocio.


Encuesta 0%
1 Page 1 2 Page 2 3 Page 3 4 Page 4 5 Page 5 6 Page 6 7 Page 7 8 Page 8 9 Page 9

Queremos conocerte, queremos saber de ti, ayúdanos a contestar esta breve encuesta.​🙂​​

Selecciona si tienes algunas de los siguientes sueños o propósitos*
Tener una familia (hijos/esposa/marido)
Comprar una casa
Poner un negocio propio
Viajar por el mundo
Atrás Siguiente

Maese Osofronio

Ando vendiendo mi Ferrari

Artículos relacionados

López: El General de división

Divide et impera: Proverbio Romano Hace algunos días conversaba con mi buen amigo de Twitter @DonPorfifirio acerca de la habilidad que tiene el actual mandatario para crear divisiones

La quimera política: De hombre orquesta a monstruo.

El sistema estaba podrido y apestaba como el mítico monstruo de Frankestein, pero sus soluciones tampoco son correctas, quiso reanimar el mismo cadáver con piezas mal escogidas y darle el soplo de vida sólo por la voluntad demagógica de ...

Trump y López: las dos caras del mismo populismo.

Nadie esperaba que las relaciones con EU se arreglaran con la visita de Andrés López a Washington en esta semana, ni siquiera se esperaba que hablaran del muro.

Izquierdas, derechas y otredad.

Se ha vuelto muy común calificar gente y políticas desde el hígado sin considerar sus acciones y la división de lo que se cree que se es y de lo que es el otro aún sin conocerlo, esto se conoce como otredad, si los otros no son como yo, ...

El costo del populismo.

El político te dirá lo que quieres oír para mantener su posición, al final endulzará tu oído y te hará creer que sus intereses son iguales a los tuyos con tal de que el siga haciendo su voluntad. Te quieren sumiso, callado y según tú fe...

Manténte al tanto de las principales notas y opinión política del día.



© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Terminos y Condiciones | Políticas Privacidad  | Publicidad | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Back to Top