Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

La carta me dio miedo, mucho miedo

El presidente de la Cámara de Diputados festejaba la aprobación vía fast track-mayoriteo, sin lectura en la tribuna y sin aceptar argumentos en contra de un decreto que permitirá a los servidores públicos promover la revocación de mandato de López Obrador.
11 Marzo 2022

Ayer entré en un estado de pánico y de aprehensión que nunca había sentido.

Ayer, el gobierno federal de la República Mexicana, exactamente a las 10.30 PM emitió un comunicado visceral, grosero, bajo y soez en contra de los diputados europeos que se había atrevido en las horas previas a censurar los ataques del gobierno mexicano a la prensa nacional.

La razón está del lado de los eurodiputados, México es el país más letal para los periodistas en el mundo. Sin embargo palabras como “borrego” “injerencista” o “golpista” se imprimieron en esa carta que hoy es el símbolo de la bajeza que representa al gobierno en turno.

Pero no solo eso me dio miedo.

Ayer fue un día en que “se me juntó todo”: Por la mañana y desde un día antes el Fiscal General de la República, a raíz de los audios filtrados donde se le escucha una y otra vez incurrir en conductas delictivas, concedió entrevistas a importantes medios de comunicación donde descaradamente decía: Sí dije eso, un ministro de la Suprema Corte me pasó (ilegalmente) el proyecto de sentencia, y aquí la víctima soy yo. Vaya usted a saber de dónde sacó esa postura.

Ayer también, por ahí de las 3 de la tarde, mataron al alcalde de Aguililla, Michoacán. Según me confirman fuentes cercanas, un tipo a toda madre, que quería realmente un cambio en nuestro país y que era miembro de las mesas por la paz en Michoacán. César Arturo Valencia perdió la vida a manos de la delincuencia organizada cerca de unas canchas deportivas cuando se disponía a salir de su auto. César se suma a los casi 200 mexicanos que pierden la vida diariamente producto de la violencia del narco.

presidente aguililla

Más o menos a la misma hora se dio una batalla en las calles de Uruapan, digna de un conflicto bélico a gran escala. Mi corazón dio un vuelco cuando vi el video de unos niños de primaria tirados en el piso y con el ruido de las balaceras de fondo. La violencia en el estado no ha parado y la verdad el viejo chiste de que mandemos abrazos me parece hoy insuficiente para liberar el estrés que me produjo con una dosis de sarcasmo.

Cerca de las 8:30 PM el presidente de la cámara de diputados festejaba la aprobación vía fast track-mayoriteo, sin lectura en la tribuna y sin aceptar argumentos en contra de un decreto que permitirá a los servidores públicos promover la revocación de mandato de López Obrador. Se me hace lamentabilísimo que el tiempo del Congreso y dinero de los mexicanos se use para aprobar ese tipo de medidas que en nada ayudan al mexicano común a poner comida en su mesa, en nada ayudan a que baje la violencia o que haya mejor atención en el sistema de salud de nuestro país. La sesión de ayer fue una sesión pérdida por decir lo menos. Tiempo y dineros mal gastados.

Mi miedo no está mal justificado cuando pienso que pueden en apenas unas horas cambiar la Constitución para satisfacer el ego, antojo o la ira del presidente de la República.

Antes de que me digan que para cambiar la Constitución se necesita la mayoría calificada del Senado y 17 congresos locales les tengo que recordar de nuevo que Morena ha extorsionado a ministros de la Suprema Corte diputados, gobernadores y políticos en general utilizando a la FG y a la Unidad de Inteligencia Financiera, no me digan que ya se olvidaron de Eduardo Medina Mora.

Esa mayoría la consiguen el día que ellos quieran. Ese grupo tiene control absoluto de las cosas y dineros de México, ese grupo no se ha tentado el corazón para dejar a mujeres sin refugio, a niños sin quimioterapias y a enfermos sin medicinas. Ese grupo está formado por cómplices que mayoritea sesiones en el congreso, que persigue familiares por encargo que manda cartas estridentes a congresos extranjeros, ese grupo que tiene a la Suprema Corte de los huevos, y que usa al estado para extorsionar a grupos políticos rivales es quién nos gobierna. A ese grupo ni usted ni yo le importamos. 

En resumen: Un presidente visceral tiene a un fiscal corrupto que tiene el poder de presionar a la Suprema Corte y extorsionar a quién él quiera y a la vez, el movimiento político que el presidente encabeza puede aprobar reformas, leyes y decretos en cuestión de horas mientras México se desangra.

Espero que usted entienda el por qué me dio mucho miedo esa carta. La misiva fue en realidad la culminación de un muy mal día para México, plagado de malas noticias que auguran una cuesta muy empinada hacia adelante. Espero hoy haberle contagiado de mi preocupación y de mi miedo, porque hoy en realidad, México está peor que nunca.

 




@DonVocero

La Mafia del poder no se crea ni se destruye, tan solo se transforma Neoliberal Senior. Columnista en #CoNexiones #LegiOnLine

Artículos relacionados

0
Shares