Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

#EnCorto

Hablando de mujeres y traiciones... en la SCJN

El haber detonado esta guerra de bajísimo nivel en contra de Yasmín Esquivel no se le atribuye a Gutiérrez Ortiz Mena, sino al impulsor de su candidatura a la sucesión, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, quien se asegura, en una jugada de traición al presidente López Obrador y a la 4T, filtró la especie del plagio de la tesis.
Raúl García Araujo
28 Diciembre 2022
Arturo Zaldívar traiciona a Yasmin Esquivel en la SCJN

El maremágnum vaticinado por En Corto, en su edición del 14 de diciembre Se avecina turbulencia en la SCJNse adelantó, con un final impredecible para el próximo dos de enero.

La vehemencia de los ataques de los adversarios del presidente, Andrés Manuel López Obrador, en contra de su única corcholata para suceder al ministro presidente, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, Yasmín Esquivel, desatados por el presunto plagio de su tesis de licenciatura, evidencian que la lucha para sucederlo será encarnizada.

Falta ver si en esta pelea en fango putrefacto, el mismo Zaldívar Lelo de Larrea es ajeno o él la detonó, debido a que a su favorito no es del agrado de López Obrador.

El pasado lunes en la conferencia de prensa mañanera, el presidente de la República delineó a ese ministro, a pregunta expresa, como el "ministro más rico", al que quieren apuntalar los conservadores, costal en el que incluyó al propio Zaldívar.

Y no es por millonario –que ciertamente es el más rico de los ministros–, la razón por la que no lo quiere como ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sino por las siguientes dos razones:

 1.- Por haber sido promovido por Felipe Calderón, lo mismo que a Zaldívar.

 2.- Porqué a su paso por la titularidad del Servicio de Administración Tributaria (SAT), condonó impuestos por miles de millones de pesos a grandes empresarios del país, varios de ellos propietarios de medios de comunicación.

Ese ministro "rico" habría perdonado impuestos a esos empresarios por un monto conservador, estimado en 100 mil millones de pesos, pero además se negó a acatar una disposición del IFAI de transparentar la lista de los empresarios que resultaron beneficiados con sus decisiones.

Ese ministro "rico" y "perdona impuestos", se llama Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, nieto de don Antonio Ortiz Mena, otrora secretario de Hacienda, a quien se le debe el milagro estabilizador en el país, que significó una estabilización en la paridad cambiaria y en la inflación, lo que significó en términos reales una recuperación del poder adquisitivo del salario, lo que benefició a todos, pero particularmente a las clases media y baja de la población.

En contraste, sexenios después, su nieto benefició a los más ricos del país, perdonándoles carretadas de millones de pesos en impuestos.

Muchos de esos empresarios beneficiados por el entonces zar del SAT, fueron propietarios de medios de comunicación, de ahí que goce de muchas simpatías entre ellos.

En las altas esferas de la Corte se dice, no sin faltar a la verdad, que Gutiérrez Ortiz Mena no necesita área o enlaces de Comunicación Social porque, por obvias razones, se le protege en los medios y, más aún, en este proceso degradado de la sucesión, ya que es el candidato de dueños de los medios a suceder a Zaldívar Lelo de Larrea.

gutierrez ortiz mena 6 2

 Sin embargo, el haber detonado esta guerra de bajísimo nivel en contra de Yasmín Esquivel no se le atribuye a Gutiérrez Ortiz Mena, sino al impulsor de su candidatura a la sucesión, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, quien se asegura, en una jugada de traición al presidente López Obrador y a la 4T, filtró la especie del plagio de la tesis, con el claro propósito de descarrilar a la candidata de Palacio Nacional y allanar el camino al ministro rico, perdona impuestos.

Razones hay varias, una de ellas, se dice al interior de la Corte, es porque Zaldívar es a fin al zar de los impuestos por ser ligeramente menos rico que Gutiérrez Ortiz Mena.

La razón principal es porque el ex zar del SAT le dio el triunfo a Zaldívar hace cuatro años en aquel empantanado proceso de sucesión que ameritó una larga jornada, tras la interminable sesión de empates.

Se cuenta que, en uno de los cabildeos entre votación y votación, Zaldívar hizo varios ofrecimientos a Gutiérrez Ortiz Mena, uno de ellos fue asegurarle ser su sucesor, para lo cual dijo haberlo ya pactado con "su amigo", el presidente López Obrador.

Nada más falso que eso, su principal vínculo en esos momentos era, ese sí su gran amigo, Julio Scherer Ibarra, quien a la postre salió del círculo del presidente y del gobierno de la Cuarta Transformación por supuestas negociaciones perversas con beneficios para él, hechas al amparo de esa cercanía con el presidente de la República.

En este enmarañado y sucio proceso de sucesión de la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, lo más seguro que ocurra es que ni Yasmín Esquivel sea la sucesora de Zaldívar, pero tampoco Gutiérrez Ortiz Mena, por la forma en que se haría de esa presidencia, sino que haya un tercero o tercera en discordia.

Los deseos del presidente López Obrador son que arribe una ministra mujer, por lo que en ese contexto crecen las posibilidades de Margarita Ríos Farjat. Eso lo sabremos el próximo dos de enero. 

En Cortito: 

Seguimos pendientes del caso de Ermilo Castilla Roche, que sigue en prisión por el delito de fraude, del cual ya había sido juzgado en Quintana Roo y exonerado; sin embargo, en Yucatán lo tienen en la cárcel, gracias a las influencias de su acusador Fernando Ponce García, tanto en el Gobierno yucateco como en el Poder Judicial.

Este reportero estableció contacto con el ya agonizante en sus funciones, director de Comunicación Social de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, César Castillejos, para solicitarle una posición oficial sobre el tema. Incluso se le preguntó si había alguien del Consejo de la Judicatura Federal para hablar sobre los magistrados de Yucatán, Pablo Jesús Hernández Moreno y Jorge Enrique Eden Wynter, que se niegan a recusarse en este asunto, a pesar de tener conflicto de intereses, pero, sencillamente el funcionario de la Corte se toma en serio eso de las vacaciones sagradas de la alta burocracia dorada, pero no se digna a responder ningún mensaje de los periodistas, a pesar de la crisis mediática por la que atraviesa esa institución. 

Pero qué pensar de este personaje que siempre ha estado ausente en los momentos más críticos para la Corte, el Consejo de la Judicatura y para el propio Zaldivar, como cuando fue balconeado por Fernando Belauzarán, en su viaje a Nueva York, y que tanto molestó a Zaldívar Lelo.

La nueva presidenta o presidente de la SCJN debe tomar en cuenta ese tipo de trato a los comunicadores e ineficiencia, para no cometer el error de poner en esa área a personajes de triste memoria, como César Castillejos, quien debe estar mucho muy agradecido con la pandemia que los hizo trabajar (?) desde su casa, que sí no, las tonterías que habría cometido este personaje conocido al interior de la Corte como "el rey del humorismo blanco, Capulina".




Raúl García Araujo

Colaboro con @rivapa / Lee mi columna En Corto los miércoles en @EjeCentral / Lo escrito aquí es a título personal

Artículos relacionados

Se avecina turbulencia en la SCJN

Los cálculos y negociaciones de Zaldívar parecían prometedoras, pero ¡ohhh, sorpresa!, el ajedrez político ya cambió 180 grados.

Amlo defiende a ministra plagiaria de tesis 

Conociendo el cinismo que caracteriza al presidente López, en lugar de sentirse “avergonzado” por la afrenta de su recomendada, resulta que la defiende; aludiendo, según él, a otros personajes que “han causado más daño”. Confesión y reconocimiento de culpa. 
0
Shares