Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

Parábola Del Chairo Arrepentido

En nombre de la cosa

¿Volverá a las andadas el monje?
Maese Osofronio
28 Agosto 2023
En nombre de la cosa

Mis estimados lectores, seguro se están preguntando ¿Qué le habrá pasado al prosaico monje que desapareció como sueldo a mitad de quincena?.

No quiero aburrirlos con las desventuras del mencionado monje así que les voy a pasar la exclusiva de la entrevista que le hizo el afamado periodista Carlos Moppet de Lola en Látigus, traigan palomitas.

ML –Hoy en Látigus, les vamos a transmitir la entrevista que realicé al monje Osofronio de Basketball, ante la inopinada desaparición de la Parábola Del Chairo Arrepentido, crónica de los aconteceres  de este reino cuya paternidad se disputan Kafka y los Hermanos Grimm.

ML –Bienvenido Hermano Osofronio, ¿Qué llevó a un religioso a inmiscuirse en los problemas políticos del reino?

OB –Gracias Carlos, pués mira, los monjes no somos ajenos a la realidad, aunque vivamos en monasterios de clausura. Otro gallo nos cantaría si viviéramos en un palacio virreinal, ahí sí se puede ser ajeno a la realidad.

ML –¿Detecto cierta ironía en su respuesta?

OB –Yo tengo otros datos.

ML  –Ok, ¿entonces su parábola es la respuesta a una situación generalizada de inconformidad?

OB –Es el clamor de un grupo de aldeanos, cada vez más grande, que no comulga con ruedas de carreta, y el atole le saca ronchas.

ML –¿Y cuál es la intención final de este ejercicio escrito?

OB –Despertar conciencias, hacer que la ciudadanía se ponga las pilas y proteste contra lo que no le guste, de una manera pintoresca y juguetona.

No podemos vivir bajo la suposición de que una inmensa mayoría apoya al Rey Perejil I, y callarnos por creer que somos muy pocos los que vemos un peligro en el rumbo que ha tomado esta monarquía que pretende hacernos creer que la La Ley de la Gravedad es porque no hay medicinas en el IMSS (Institución Muy Seguramente Secuestrada)

ML –¿Qué es lo que considera que está más mal en este reino, en estos momentos?

OB- Desde luego, y sin lugar a dudas, la Seguridad. La seguridad de saber que no vamos a ningún lado, que nos están dejando morir como moscas, que los dineros del reino están siendo trnsferidos a un pequeño grupo de nobles que cantan loas al morenarca. Después está la cuestión económica, nos quieren convencer que no necesitas dos tacos de canasta para subsistir, que con uno tienes, y si lo compartes con tu familia, no sólo alimentas tu cuerpo (cada vez más magro) sino que tu espíritu se llena de vitamina T. Por último la falta de emplastos para combatir las enfermedades, hay la promesa de que ya se va a resolver, pero los microbios prometieron, en reciprocidad, que para entonces también dejarán de atacarnos. La nueva idea del rey es que se construya una farmaciota que contenga todos los medicamentos del planeta, y mandarlos, cuando se necesiten con un macehual de la nación en pesera. Esto estaría muy bien si no fuera más lento y riesgoso que la refinación de pastura en la Olmeca- Tan Locas.

ML- ¿Estará de acuerdo con que se abre una posibilidad de cambio, una luz al final del túnel, con el surgimiento de una candidatura ciudadana?, como Chochil o Blatriz

OB –Es una esperanza, Chochil parece ser ciudadana, Blatriz, necesitaría una cuarentena de 50 años para quitarse el olor a PRI (Punta de Revoltosos Institucionales). De cualquier modo, los aldeanos ya empezaron a meter las manos, y el rey anda con retortijones en las coronarias.

ML –¿O sea que ud. apoya a Chochil?

OB –Me parece mejor opción, menos institucional, menos jurásica.

ML –¿Recomendaría que todos pusiéramos nuestra fe y voluntad en manos de Chochil?

OB –No, después de darnos cuenta que las leyes de este reino están diseñadas para proteger a los políticos, y que las instituciones que habíamos ido construyendo, dolorosamente, para garantizar que los políticos no abusaran, fueron dinamitadas por este régimen, al cual se le dió, por parte de los que votaron por él, una patente de corso a cambio de un óbolo marginal y la promesa de llevarnos al primer mundo. No, hay que apoyarla con todo, pero debe estar muy conciente de su compromiso con una sociedad que le va a exigir.

ML –Cambiando de tema ¿Volverá a escribir la Parábola?, hay muchos aldeanos que la reclaman.

OB –Espero que sí, el problema es que a veces hay que atender a la realidad “de bulto”, la que necesita dinero para comer, la que requiere dormir para ser productivo, y finalmente la que requiere nuestra presencia física, qué, dicho sea de paso, es la que nos debe ocupar ahora, la que nos hace platicar con nuestros conciudadanos para transmitir la energía que se requiere para salir de este pantano surestense en el que está a punto de tragarnos un cocodrilo.

OB –Sin embargo, creo que el principal problema para escribir la crónica es la cantidad ingente de información que se produce todos los días, y que irá siendo mayor mientras más se acerquen las elecciones, pero prometo intentarlo.

ML –Gracias por darnos esta entrevista, y procuraremos no volvernos a meter en estos bretes eclesiásticos.

OB –Gracias a Uds, que convencieron al abad de permitirme la entrevista, luego no le gusta lo que digo.





Artículos relacionados

0
Shares