El costo del populismo.

El político te dirá lo que quieres oír para mantener su posición, al final endulzará tu oído y te hará creer que sus intereses son iguales a los tuyos con tal de que el siga haciendo su voluntad.

Te quieren sumiso, callado y según tú feliz.

| Opinión
El costo del populismo.

El político te dirá lo que quieres oír para mantener su posición, al final endulzará tu oído y te hará creer que sus intereses son iguales a los tuyos con tal de que el siga haciendo su voluntad.

Te quieren sumiso, callado y según tú feliz.

Hay dos maneras de lograr esto, una es actuando y haciendo que las condiciones de vida mejoren para que realmente seas feliz y la otra es mentirte para que creas que lo eres.

Entre más grande es la población, más complejos son sus problemas y más difícil es mostrar resultados por eso no hay gobierno que no publicite en exceso sus magros logros o que no intente cambiar la opinión de la gente con mentiras. Pero Morena no tiene resultados, no tiene un solo elemento positivo y no tiene idea de cómo lograrlos, por eso finca todos sus esfuerzos y recursos a mantener sus mentiras.

No se trata de sólo prometer lo sencillo o lo inútil, tampoco de no cumplir o realizar lo que no sirve, se trata de poco a poco mejorar las condiciones de vida de todos.

En varias ocasiones he comentado que la lucha contra la corrupción es deseable y necesaria, que sí se puede recuperar dinero de esta acción y que debe estar entre los primeros lugares dentro de la agenda de cualquier gobierno.

Pero López no lo hace.

Cacaraquea y manda a todos a gritar sobre casos inútiles como Lozoya y se pone la medallita por Cienfuegos, pero deja muy claro que la SFP es el mayor de los floreros ante inexplicables riquezas actuales como los Ackerman, Bartlett, Monreal y Cordero; y no se diga más cuando se habla de Pío por eso se usa cualquier pequeña noticia y la muestran como si a la gente le sirviera de algo y como si la detención de García Luna hiciera que Bartlett regresará una casa.

¿Qué decir del Instituto “Para devolver al pueblo lo robado”? Que a todas luces mostró la instancia para robarle todo a ladrones y volverlo a robar, pero ahora con la anuencia del Macuspano.

Su mayor reclamo es ahora su peor espina clavada, la supuesta escoba con que barrería las escaleras se quedó en su estuche y la sacan para mostrarla en la mañanera, pero nadie ve su uso ni el polvo que supuestamente se recoge con ella.

Ese es el gobierno de la cuarta imposición, solo mentiras y caprichos.

Cosas que podrían ser inocuas considerando que todos los gobiernos han mentido, pero este lo hace descaradamente y sin miras a mejorar.

Es el gobierno de rifas, penachos, gritos y sombrerazos, de quejarse y exhibir el pasado, llorar y patalear, pero no hacer absolutamente nada para revertir las tendencias.

La administración que demuestra tener un total desapego por la vida de la gente y el paga con sangre e infección para mantener la popularidad del líder.

Poco le importó la salud de sus legisladores con tal de aprobar la desaparición de los fideicomisos, no se preocupó por las manifestaciones ya que los encerró con cientos de granaderos y su títere personal Gatell garantizó que una sesión de 12 horas sería segura el resultado es de varios infectados confirmados y un senador muerto.

¿Ya extendió el presidente el pésame por el legislador muerto o su vida es tomada como ofrenda para que él pueda robar más dinero?

¿Ya inspeccionó en persona los hospitales que luchan contra la infección o prefiere homenajear muertos porque estos no reclaman?

Si así es con sus colaboradores directos, ¿Cuánto le importa la vida del resto de los mexicanos?

Esta es la verdadera tragedia de las mentiras de la cuarta, no quiere tomar medidas necesarias para no lastimar su imagen por lo que deja claro que él sacrificará la cantidad de gente que sea necesaria con tal de seguir manejando las mentiras.

Paga con sangre e infección el costo de no hacer lo que debería.

Un presidente ya no debería importarle su imagen, ya llegó lo más alto que va a llegar y estando ahí debe tomar las medidas necesarias para asegurar nuestra seguridad y el desarrollo de todos, pero cuando deja claro que la muerte de la gente es menos importante que sus puntos de rating o sobre un ideal marchito de permanencia y supuesta igualdad social es cuando se demuestra que sus prioridades están muy torcidas. Sus decisiones nos han costado mucho más de lo que pueda admitir y espera que sus mentiras lo sigan sacando del bache.

Las marchas de octubre en contra y a favor demuestran que no tiene el apoyo que siempre ha pregonado y lo único que le queda hoy son las mentiras con las que quiere gobernar.

Un político siempre te dirá lo que quieres escuchar, pero queda claro que ya ni para eso es bueno, la verdad superó desde hace mucho cualquier mentira que pueda contar.

Cualquier gobernante debería aceptar la crítica, llorar en su informe y pedir perdón, pero él no lo hará, mentirá y la gente seguirá muriendo por sus acciones e inacciones directas. Por eso deja claro que la vida de cualquier mexicano es un  precio que él está dispuesto a ofrecer para que él y los suyos hagan lo que quieran.

¿Es eso humanista?

 

 

 




© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
Terminos y Condiciones | Políticas Privacidad  | Publicidad | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Back to Top