Herramientas de Accesibilidad

  • Home
  • Opinión
  • El avión, su imagen y el ejemplo de la incapacidad.

El avión, su imagen y el ejemplo de la incapacidad.

Es imposible hacer un recuento del 2020 sin platicar del hijo pródigo de la 4a, de ese inseparable compañero que está siempre contigo y que nada de lo que hagas hará que se aparte de tu lado, hablo claro está del avión presidencial.

| Opinión
El avión, su imagen y el mejor ejemplo de incapacidad.

Es imposible hacer un recuento del 2020 sin platicar del hijo pródigo de la 4a, de ese inseparable compañero que está siempre contigo y que nada de lo que hagas hará que se aparte de tu lado, hablo claro está del avión presidencial.

Para alguien que renegó y atacó a la aeronave es extraño ver como ha abusado de él sacándole la mayor raja política posible.

Desde su concepción la idea de la venta no es suya, esta fue presentada al Foro de Sao Paulo como una exitosa medida populista por parte de Hugo Chávez, el avión fue blanco lógico de ataques utilizando información exagerada y absolutista para mostrar la opulencia de los regímenes anteriores y claro, exacerbar la distancia del “pueblo bueno” hacia los expresidentes. Por lo tanto, Andrés jamás lo podrá usar para viajar en él. Pasó décadas usándolo como un símbolo de lo podrido en el gobierno por lo que usarlo sería motivo de burla y aunque siempre puede darle la vuelta a las cosas como los guardaespaldas y las camionetas blindadas, el TP01 (Transporte presidencial 01) tiene otros usos que son muy adecuados para su agenda.

Dejé claro, jamás viajará en él, pero siempre lo ha usado para sus fines y sepan que todavía no hemos escuchado lo último de él.

descarga 1En 2019, el usufructo de la aeronave llegó a un máximo, dijo en varias ocasiones que ya estaba vendido, que se lo había ofrecido a Trump y en varias ocasiones que los pedidos no dejaban de llegar, esto fue para hacer creer que la renta del hangar en EU no era una pérdida total, pero siempre se dijo que el avión no podía venderse por el carácter en que se contrató su renta.

Así es, el avión no puede venderse, no sólo porque Andrés no es su dueño y ni como presidente puede romper el contrato hecho ya que este sigue siendo de Boeing y solo está en México por parte de un contrato de leasing forzoso a varios añoSin embargo Andrés, tan asiduo al show decidió seguir mintiendo a los millones que aún le creen e inventó el show de la rifa.

Al no encontrar clientes inventó este nuevo show que raya en lo absurdo, pero eso nunca lo ha detenido, al principio dijo que rifaría el avión, luego un monto similar en efectivo y al final varios premios. Jamás fue realmente una rifa del avión ya que el contrato estipula que no puede ser vendido, rifado, devuelto ni sub arrendado.

Pero así siguió con el show por meses, sin importar los reclamos sobre violencia, la pandemia, los precios del petróleo, el desempleo, la corrupción etc.

La rifa era parte de sus mañaneras tan a menudo desde febrero hasta septiembre que era obvio que cada vez que requería tapar algo su “hermano” saldría a rescatarlo.

La venta de boletos es el reflejo fiel de la economía y política de 2020, cada vez mayor pérdida en confianza por parte de sus creyentes, de pérdida en poder adquisitivo y engaños.

La gente empezó a abandonar a Andrés, pero para el presidente de “los pobres” no le pareció mucho casi exigir la compra de los “cachitos” de $500 auqnue no para recaudar fondos ya que macroeconómicamente los 2,000 millones que pretendía recolectar son muy poco. 

No, lo que López estaba urgido era de demostrar que la gente seguía siendo capaz de comprarle cualquier mentira.

Estos eran cachitos de miseria, venta de promesas incumplidas, en la práctica demostró que este dinero era un depósito a la lealtad ciega que existe y es así como la gente no lo apoyó en prácticamente nada.

Ya nadie le compra sus mentiras.

Los montos realmente importantes de esta recaudación se hicieron a través del “pase de charola”, en la tamaliza en que López obligó a los empresarios a “donar” fuertes cantidades para financiar su farsa. La otra parte fue de los servidores públicos que coaccionó para comprar un “cachito” y aquellos que “se les regaló” mediante descuento de nómina.

Además de la pérdida de confianza la rifa tuvo errores por inexperiencia y faltantes por corrupción.

EQa0spJUwAE eGR okytmg92sxrffuvxjj2qraruiv7znmtqxqiwiltc34El mismo ejecutivo que saca un pañuelo blanco y afirma en televisión nacional de manera reiterada que “Ya se acabó la corrupción" es presa constante de los robos de sus colaboradores y su propia incapacidad para controlar el presupuesto.

Grandes y pequeños desfalcos, pero después de la famosa rifa, el dinero sigue perdido y muchos de los premios siguen sin ser entregados.

La “rifa” es un ejemplo y un simil perfecto de todo lo que representa el gobierno encabezado por Andrés López.

Demuestra el mal uso de los bienes de gobierno, para fines personales, para propaganda del ejecutivo. Solo sueños de opio para distraer y mal administrar el tiempo y el dinero de los mexicanos, para quitar lo que bien o mal funcionaba, burlarse y crear estereotipos, incrementar divisiones y exacerbar el odio a una opulencia, que en principio era mala, pero jamás será tanto como la simulación con la que se hacen las cosas ahora.

La rifa representa pura imagen, odio y lo lejos que es capaz de llegar para seguir engañando a la gente y demostrando que harán lo que él diga solo por ser él. Demuestra el desperdicio de los recursos en ventas fraudulentas y la mentira de que las cosas se hacen por el bien de la gente.

A dos meses del evento, más y más tranzas salen al descubierto y así será cuando se acabe esta pesadilla de gobierno, cuando el último “funcionario” de Morena se vaya se seguirán destapando robos y latrocinios.

En cuanto al avión, Andrés se quejó reciente y amargamente “compraron un avión que no puedo vender”, pero lo hace en tono de reclamo porque el TP01 es de los únicos que han logrado resistir y exhibir sus mentiras.

No, el avión no puede venderse, pero aunque podría viajar en él y usarlo para lo que se designó prefiere seguir usandolo como analogía de su mal gobierno.

Como la intención de usar a todos para levantar su imagen, sin importar quien pague por ello ni qué bienes y recursos desperdicie para hacerlo.

No hemos escuchado el final de esta historia tan emblemática del 2020, no importa cuanto lo reniegue, cuanto lo desperdicie y cuánto gaste, cada vez que Andrés despierte, el avión seguirá ahí.

Y seguirá siendo usado para todo, menos para lo que se compró y es eficiente haciendo.


@PiperThread

Enamórate de mis palabras no de una imagen. No soy más que mis palabras. #CoffeeLover Columnista en @CNexiones, síguenos y léenos. #𝐕𝐚𝐥𝐪𝐮𝐢𝐫𝐢𝐚

© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
0
Shares