Opiniones encontradas.

Con los niños ¿No?

Por @DonVocero
Desde el punto de vista ético no cabe la menor duda que bullear a un menor de edad está mal, El problema acá es, el hijo de quién es.
| Opinión

Con los niños ¿No?
Vamos a tocar el tema de moda desde una perspectiva diferente: ¿Qué tan válido es comentar, criticar o burlarse del hijo del presidente?

Para empezar tenemos que decir que la opinión de los internautas está dividida en tercios: 2/3 piensan que Jesús Ernesto es “fair game” y 1/3 piensan que deberíamos de respetar al menor y abstenernos de hacer cualquier comentario.

Empezaremos nuestro análisis preguntándonos el origen de la foto, o mejor dicho de las fotos, ya que no es la primera foto en que aparece el menor en cuestión y es hecha del conocimiento público.

¿Quién o quiénes filtran este material?¿Para qué?¿Cuál es el objeto de evidenciar las actividades del menor?

En el último año se ha dado a conocer material fotográfico y de video que solo puede venir de fuentes cercanísimas a la familia. Hasta el momento se tiene video del joven bailando en la piscina de la malograda casa gris de Houston, otro video donde se muestra consumo de alcohol del caro (Champagne Möet y Whisky Hennesy), en un video más se aprecia a un joven muy parecido al hijo del presidente, fumando o vapeando en una oficina pública.

Finalmente la semana pasada se filtró una foto en un baño y la conocida foto donde sale a cuadro con su padre en uniforme de beisbol.

En los últimos 4 sexenios, las familias presidenciales han optado por diversas formas de presentar su familia a los medios:

• Los hijos adoptivos de Fox, los muchachos Sahagún Bribiesca, junto con su señora madre Martha Sahagún, aparecían mucho en los medios, en cenas de negocios y en la nota social, es decir, les gustaba la vida pública y sin duda a la señora le gustaban los reflectores.
Felipe Calderón y Margarita Zavala optaron por lo contrario. Cabe aclarar que los hijos de ambos eran muy pequeños, al ocupar él la presidencia la Licenciada Zavala optó por un rol mucho menos protagónico que el de Sahagún.

Familia Calderon Zavala 1
Peña tuvo un matrimonio de telenovela con “La Gaviota” y las familias vivieron una vida de telenovela con cargo al erario. Frívolos, presentes en redes sociales y sin miedo al qué dirán, los hijos adolescentes de Peña y de Rivera mostraron que tan bien se puede vivir como primer familia.

hijosdepeña 1
López ha sido una mezcla bizarra de Fox y Peña, su esposa tiene cierta presencia en redes sociales pero al sentir las críticas que conlleva la mala gestión de su marido en ocasiones cierra o “candadea” su cuenta. Sin embargo conocemos más de su vida pública por las apariciones con su esposo y de los hijos del presidente por las filtraciones de fotos.

¿Cómo responderemos a nuestra pregunta?

Desde el punto de vista ético no cabe la menor duda que bullear a un menor de edad está mal. No hay vuelta de hoja. El problema acá es, el hijo de quién es, y es más problema aún si sumamos a quiénes defienden al menor del ataque. Me explico.

Habría un debate moral muy fuerte si supiéramos que criticando el físico del hijo del presidente lograríamos que se cambiaran las políticas abusivas de compra de medicinas a niños con cáncer, o si creando un hashtag se van a reabrir las estancias infantiles. El pensamiento es tan fútil como inútil, ya sabemos que nada cambiará.

Sin embargo lo que si es altamente criticable es que quienes llamaban "pirujas" a las hijas de Peña, o quienes inventaron que un hijo de Calderón era “Tumbaburros” se den baños de pureza e intenten imponer su falsa moral en el discurso público.

Se ve peor que los diputados y diputadas que por meses congelaron el expediente del ahora exdiputado Saúl Huerta, exmiembro de la bancada de Morena, quién fue arrestado con un menor de edad en un cuarto de hotel.

Da rabia que quienes abrieron las puertas de Bellas Artes al pedófilo confeso Joaquín Nasson (y hasta hoy no se dignen a criticarlo) sean quienes rasguen sus vestiduras en redes sociales.

Naason 1Naasón Joaquín en Palacio de Bellas Artes. Foto redes sociales.

Hierve la sangre que quienes no han levantado un dedo para traer medicinas a los niños con cáncer sean quienes hoy nos vengan a dar lecciones de moral, ética y civismo.

López, desde su llegada al poder, ha puesto en peligro a muchos niños, desde la falta de vacunas de cuadro básico, la terquedad de no querer vacunar a jóvenes y menores contra el COVID-19, hasta el cierre de guarderías o desaparición de horarios extendidos en las escuelas de educación primaria.

Jesús Ernesto no tiene la culpa de tener el padre que tiene, pero el padre podría tomar mejores decisiones precisamente porque es padre.

El no corregir el desastroso rumbo habla peor de López que de quienes critican a su hijo. Pero eso nunca lo van a decir.
Cierro esta columna pensando, deseando que esta foto del menor no haya sido un “control de daños” maquinado desde las oficinas de comunicación de la presidencia. Porque del asesinato de los padres Jesuitas en Cerocahui ya nadie está hablando. Y eso, sí sería de canallas.



@DonVocero

La Mafia del poder no se crea ni se destruye, tan solo se transforma Neoliberal Senior. Columnista en #CoNexiones #LegiOnLine

Artículos relacionados

Niños en riesgo por irresponsabilidad de Gatell.

Al cierre de esta columna había más de 300 mil muertos en nuestro país. El principal responsable de esta desgracia tiene nombre y apellido e incluso, algunos comunicadores ya lo llaman “El Doctor Muerte”.

Los niños mexicanos tienen hambre.

Todos estos niños en peligro de desnutrición crónica o aguda, serán adultos con problemas de salud, en un país con un sistema de salud pública cada vez más deficiente.

Los niños con cáncer no son daños colaterales.

Las malas políticas han dado el resultado de más de 3700 niños muertos por falta de medicamentos, y más de 600 mil muertes por COVID-19.

© Derechos reservados CNXS. Diseñado por RedBee.
0
Shares