Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

Carta abierta.

Carta abierta a la cámara de diputados/cámara de senadores.

El desechamiento de la reforma energética, nos mostró que si nuestros representantes populares nos representan, podemos hacer mucho por nuestra sociedad, y que desde luego vale la pena ejercer el derecho a votar pues si son escuchadas las voces en lo general y particular.
Adrián Hernández Gómez
Adrián Hernández Gómez
21 Abril 2022
Carta abierta a la cámara de diputados/cámara de senadores.

Señores legisladores de ambas cámaras, me gustaría poder tener acceso a la mínima tribunilla, pues de máxima y de honorable no tiene nada, y sin permiso de sus despreciables presidentes expongo:

Es momento de que dejen de usar esa tribunilla los mequetrefes y mequetrefas, que asisten a calentar las bancas de esos recintos legislativos, los acontecimientos últimos (sexenio de EPN y el actual) nos muestran una ineptitud y una parálisis en sus actividades; los mexicanos queremos ver que realmente el cambio se de en la acción, pues en lo esencial todo sigue igual; intervenciones de oradores cargadas de protagonismo y del más alto cinismo, pretenden entender lo que pasa en el país, pero no van mas allá del discurso, sus palabras emocionan de manera grande a los integrantes de sus pandillas, pero a los que estamos padeciendo el resultado de las últimas legislaturas, en nada nos mueven su juego de palabras.

Se cumplieron 7 años del borrón de estudiantes de la normal, y desde esa fecha y hasta el día de hoy, nadie articula algo lógico, coherente o que se parezca a una investigación seria; son 43 familias que fueron destrozadas en su interior, madres y padres que día tras día se reinventan para darse fuerza y seguir buscando una verdad que es silenciada.

Los dueños de las verdades verdaderas de este país, hoy deben dar un giro completo a lo que se venía haciendo, atender este asunto no se resuelve a gritos desde la tribunilla, todo lo contrario. Hoy las verdades verdaderas deben ser eso, y no una mentira más del montón de mentiras.

La realidad del país exige que las cámaras dejen de ser únicamente plan, exige que del plan se pase a la acción, debemos hacer que las cosas sucedan, debemos hacer que las cortinas de humos desaparezcan.

Esta exigencia de verdad no va orientada a que sigan las mismas líneas de investigación, va orientada a que en todo caso busquen evidencia que está escondida en los pasillos del poder y del tráfico de influencias; tenemos hoy al matrimonio abarca, y a los cuñados de ese trácala en la cárcel, ellos gobernaban, los primeros desde la presidencia municipal y los otros en las calles. Ellos deben aportar la verdadera razón por la que cegaron a estos estudiantes. Dejo hasta este punto, la evidencia de la ineptitud de la administración pasada, acompañada de la complicidad de la actual, en tanto tiempo solo excepciones sin frutos ofrecen a los mexicanos.

Por demás mencionar el tema de la inseguridad en cualquier renglón, la violencia de género, la falta de planeación para atacar y terminar con el tráfico de armas y de drogas; los insumos para la salud, que afecta gravemente a los más desprotegidos…podría hacer una lista enorme y seria como hacer una carta de buenos deseos al altísimo.

Los acontecimientos últimos de la actual gestión, nos dicen que no estamos en el rumbo correcto, los proyectos se planean sobre las rodillas, se nombran directivos a personas sin experiencia y con nula honorabilidad, ética y honradez. En consecuencia tenemos un país con instituciones en vías de desmantelamiento, la mayoría de ellas forman parte del contrapeso que se requiere para mantener el equilibrio político, económico y social.

El desechamiento de la reforma energética, nos mostró que si nuestros representantes populares nos representan, podemos hacer mucho por nuestra sociedad, y que desde luego vale la pena ejercer el derecho a votar pues si son escuchadas las voces en lo general y particular. 

La unión de los partidos de oposición, determino que si tenemos acceso a otros rumbos como destino de nuestra sociedad. La tribunilla fue secuestrada de nueva cuenta por oradores que ardieron en pasión, unos defendiendo a su amo, otros simplemente derrocando el autoritarismo del prepotente, que no quiere ceder paso a nadie.

Nada tenemos como sociedad que agradecer, nosotros somos el estandarte que los representantes de los partidos muestran en la camarilla, somos el motivo de cada uno de sus días, la limosna que desde épocas lejanas nos dan, es un insulto para los que les damos esa posición.

Tenemos la terea, ardua y de mucha responsabilidad, de preparar el terreno para las elecciones que se avecinan, en cada uno de los estados debemos fortalecer a los diputados de oposición al sistema gobernante, el camino ya tiene luz y no debemos dejar que se diluya bajo la sombra del gritón en turno. Los diputados en su mayoría, conocen los laberintos de la legalidad, y lo único que les solicito es que no dejen solos a los ciudadanos, que nos representen y dignifiquen su labor legislativa. Me gustaría borrar el termino de camarilla de diputados y del mismo modo, eleven a máxima tribuna lo que hoy se ve como un mercado de dueños de la verdad, muchos de ellos ignorantes de su verdadera labor.

La cámara de diputados, partidos de oposición, dio muestra de que si podemos como mexicanos enfrentar nuestros problemas, el 17 de abril de 2022, no debe dejarse solo como una fecha en el calendario, es la fecha en la que el autoritarismo se arrodillo ante los mexicanos, es un día de inicio rumbo a la elección del 24.

Lee también mis publicaciones recientes:




Adrián Hernández Gómez


Artículos relacionados

0
Shares