Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

#TrasLaVerdad

AMLO llegó como se fue, sin nada.

Por supuesto, no logró el objetivo del programa de empleo temporal en Estados Unidos. Agregaría que, sin embargo, “yo creo que para su mercado electoral pues sí le da decirles que se reunió con el presidente (Biden) cuando sabemos que en el fondo no logró absolutamente nada”.
AMLO llegó como se fue, sin nada.

Algunos le aplauden, otros le chiflan.

Políticamente existe lógica en el posicionamiento de las partes. En tanto los morenistas consideraron como un “éxito” el encuentro con el presidente estadounidense Joe Biden, los opositores estimaron que la reunión fue desaprovechada.  

Algunos incautos de la oposición demandan la comparecencia del Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, para que explique “los nulos resultados para México”.

La comparecencia sería verdaderamente inútil. Primero, los morenistas no aceptarían la comparecencia de Marcelo. Segundo, en el supuesto de que aceptaran la compareciera, sería para que le aplaudan al “destapado”, más publicidad mediática que el mismo Ebrard promueve y por la cual el INE lo ha sancionado: por abusivo y adelantado. 

Marcelo dijo en reunión de militantes en Guadalajara Jalisco, el pasado 19 de junio, textualmente: “el presidente me ha destapado 5 veces”; para después agregar “en las mañaneras”. Por aquello de las malas interpretaciones. “Ya estoy destapado”, así lo dijo. 

Luego adelantó que harían una encuesta, para después corregir: “se me chisporroteó”; la encuesta será para la defensa de la 4T. Acotó que seguramente el INE lo está vigilando, por ello Marcelo aclararía, una vez más, que no era acto de campaña ni precampaña. 

La oposición siempre actuando sin pensar ¿Proponer la comparecencia de Marcelo para que explique la visita de AMLO con Biden? Sería otro foro más para la campaña política del “destapado”

Las brillantes ideas de los opositores al régimen del desgobierno de AMLO. Aquí algunas interrogantes que plantearon Jorge Carlos Marín, senador priista cuestionaría: “¿Qué se ganó? ¿Cuál era el objetivo de la reunión? Tenemos que saberlo, para saber cuáles eran los alcances, para saber con qué regresamos”. Para eso pidió la comparecencia de Marcelo Ebrard. 

Seguiría con la crítica Mariana Gómez del Campo, diputada del PAN, quien estimó que la visita fue desaprovechada por AMLO y sin relevancia para el país. 

Acompasó las críticas Miguel Torres, diputado federal del PRD. Este argumentó que el resultado fue desastroso para el país porque no le aportó ni se concretó absolutamente nada. 

Por supuesto, no logró el objetivo del programa de empleo temporal en Estados Unidos. Agregaría que, sin embargo, “yo creo que para su mercado electoral pues sí le da decirles que se reunió con el presidente (Biden) cuando sabemos que en el fondo no logró absolutamente nada”. 

Los periodistas dedicados al análisis de opinión, en sus columnas hubo de todo; unos le aplaudieron, otros le chiflaron. No falta quienes pierden la objetividad, en la materia. Nunca deben decantarse según sus tendencias políticas o bien, muchos obedecen a la línea periodística que les indica la empresa para la cual trabajan. “La pluma” se detecta en la seriedad del análisis. No se vale aplaudir por aplaudir. Mucho menos en el ejercicio de un periodismo serio, objetivo y profesional, sea o no pagado, vamos en calidad de salario no de “compra”. 

AMLO Biden jul 22

Bajo el balance objetivo de los logros obtenidos derivados de la triste visita de AMLO a la Casa Blanca, el resultado es nulo. Los planteamientos que llevó López Obrador, simplemente quedaron en eso.

Parece que ambos presidentes se aprovecharon políticamente uno del otro; cada quien le habló a su público, ambos en campaña. 

AMLO no podía traer las alforjas llenas, mucho menos después de las agresiones hacia el presidente Biden, quien se muestra prudente y como dijera el mismo López: es buena persona ¿Será? Veamos el por qué de los nulos resultados de López Obrador. Promovió el boicot de la Cumbre de las Américas, promovida por el presidente estadounidense ¿Lo pasó por alto Biden? Por supuesto que no. Proponer desmantelar la Estatua de la Libertad, bajo el tufo de la inexistencia de libertad de expresión en los EUA, cuando quien promueve esa política es el mismo Andrés López ¿Lo pasó por alto el presidente Biden? No lo creo. AMLO en defensa descarada de los regímenes totalitarios de Cuba, Venezuela y Nicaragua, quienes encarcelan a los opositores y cancelan en ejercicio de los derechos humanos ¿También lo ignoró Biden? Seguro estoy que no lo hizo. Luego se pone a defender al periodista australiano Julian Assange, acusado de espionaje (18 cargos), quien sustrajo miles de páginas de información confidencial de los EUA, considerada de alto valor y de seguridad de Estado para los norteamericanos, fundador de Wiki Leaks ¡Tampoco lo pudo pasar alto el gobierno de Estados Unidos! 

Todo le ha tolerado Biden a López Obrador. Ha sido prudente con los mexicanos, privilegia la buena relación con el gobierno, existen lazos que deben sostenerse y muchos fortalecerse, de ahí la “prudencia” de Joe Biden. 

Así que, diplomáticamente Biden dio “bofetada con guante blanco” a López Obrador y este regresó como se fue. Sin nada en las alforjas. Solo promesas de la diplomacia. Luego, confirmaría el desdén, Biden dejó a Manuel López para que charlara con Kamala Harris. No hubo acuerdos ni pronunciamiento conjunto, nada




Héctor Parra Rodríguez

No mentiras, corrupción ni impunidad. Defiendo la verdad, objetividad, solidaridad y la tolerancia. Columnista libre, comentarista en la radio y Abogado.

Artículos relacionados

López en EU y la lengua que cava la tumba.

Una vez más Andrés mostró que jamás ha estado a la altura del puesto y que si está ahí es solo por múltiples casos de manipulación mediática ya que no ha podido ni podrá entregar algún resultado.
0
Shares