Herramientas de Accesibilidad

Skip to main content

#TrasLaVerdad

¡AMLO el bufón de Palacio Nacional!

AMLO acumuló odio de las malas experiencias que le sucedieron en su vida. Ahora cumple sus antojos, sus rabietas y sus venganzas. El problema que ha generado, ha causado a los mexicanos daños que ni todos los expresidentes juntos habían logrado, en apenas 29 meses de gobierno. 
¡AMLO el bufón de Palacio Nacional!

Esta vez el presidente de la República habló de un “golpe de Estado técnico”, debido al acuerdo emitido por la Comisión de Quejas y Denuncias del INE, al emitir, una vez más, en tutela preventiva, que López cumpla con la obligación constitucional, de “cerrar la boca”. Vaya broma del bufón de Palacio Nacional ¿De dónde sacaría eso del golpe de Estado técnico?

Lo cierto, continúan los abusos por parte de AMLO en materia electoral, quien finge como presidente de la República. No le interesa respetar la Constitución en sus artículos 41, fracción III, Apartado C y 134; mucho menos la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales. Disposiciones jurídicas que obligan a todas las autoridades a “suspender la difusión en los medios de comunicación social toda propaganda gubernamental, tanto de los tres poderes federales…”; restricción que solo aplica durante los procesos de campaña electoral.

Devino otra llamada de atención del INE a López y éste amenaza nuevamente: “no me callarán”; argumenta, sin razón, que violan su derecho a la libertad de expresión ¡Inconcebible la ignorancia del presidente! Mas bien mañoso. Cree que es un simple ciudadano sin el poder presidencial. Si eso pretende: que renuncie a la presidencia y se dedique a lo único que sabe hacer, andar en campaña y pedir dinero.

AMLO ¡Necio y perverso!

AMLO acumuló odio de las malas experiencias que le sucedieron en su vida. Ahora cumple sus antojos, sus rabietas y sus venganzas. El problema que ha generado, ha causado a los mexicanos daños que ni todos los expresidentes juntos habían logrado, en apenas 29 meses de gobierno. 

Su obsesión ilimitada por el poder ha sido de siempre. Ahora que lo tiene, abusa de él, lo engrandece y utiliza para perjudicar, no para beneficiar. También ocasiona daños a todos los mantenidos con el dinero de los impuestos, los ha transformado en parásitos del sistema.

AMLO, un presidente quejumbroso. De todo se queja. Nada resuelve y culpa a cualquiera de sus incapacidades. Ayer leía en twitter la queja de una periodista que labora para el consorcio de Salinas Pliego, expresaba su molestia al no encontrar un medicamento en ninguna farmacia, el cual, escribió, anteriormente lo conseguía en cualquier farmacia. Le comenté que ella sabía quién era el culpable de ello: AMLO. Calló y consintió.

México y los mexicanos vamos de mal en peor. Amigos que acuden para su atención de salud a los hospitales públicos se quejan de lo mismo: no hay medicamentos. IMSS e ISSSTE, bajo el quebranto médico, sin medicinas e insumos, problema ocasionado por el “ahorrador” y desordenado gobierno de la “transformación”. El pretexto: acabar con la corrupción. Mientras López Obrador concentra miles de millones de pesos del presupuesto público para dilapidar el dinero de los impuestos.

Es tan nefasto que roba el salario y prestaciones de los empleados públicos. El presidente lucha denodadamente por empobrecer a los mexicanos, así no habrá diferencia de clases sociales: ¡todos jodidos! El sueño de todo trasnochado socialista.

Segundo “jonrón” del juez de distrito Juan Pablo Gómez Fierro. Con los pies en la tierra, impartiendo justicia a los gobernados que acuden ante él a pedir el amparo y la protección de la justicia federal, volvió a otorgar suspensión provisional a quejosos que combaten la inconstitucionalidad de las reformas y adiciones a la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, viola flagrantemente derechos humanos.

Reformas aprobadas y publicadas para beneficio de la delincuencia organizada y el gobierno de AMLO (son los mismo). El pretexto de los subordinados y desvergonzados legisladores de Morena y aliados (que ni una coma le cambiaron a la iniciativa), las reformas van en contra de la delincuencia. Reformas y adiciones que lesionan diversos derechos consagrados en la Constitución, “va en contra de la delincuencia”, ese fue el argumento ¡Blasfemos!

No le basta a López la Unidad de Inteligencia Financiera, no le es suficiente el inútil y desvergonzado de Alejandro Gertz Manero; no, AMLO va por el control de la población, por eso quiere todos los dados personales de los 120 millones de usuarios de la telefonía celular ¿Para tener el control? En lo sucesivo, según el padrón de usuarios, hay que darle a López Obrador (a la delincuencia) toda la información íntima de la ciudadanía para combatir a la delincuencia; primero se entrega a las empresas que lucran, para eso son empresas, luego la trasladan al gobierno.

Vaya incongruencia. Para los delincuentes: abrazos. Y los ciudadanos de bien, esos que entreguen todos sus datos, empezando por las huellas digitales, el iris del ojo, la morfología del rostro ¿Qué más quiere AMLO para controlar a la población? ¡Un bufón maquiavélico en Palacio Nacional! Ahora resulta que lo quieren derrocar por medio de un “golpe de Estado técnico” ¿De cuál habrá fumado el presidente de la República?




Héctor Parra Rodríguez

No mentiras, corrupción ni impunidad. Defiendo la verdad, objetividad, solidaridad y la tolerancia. Columnista libre, comentarista en la radio y Abogado.

Artículos relacionados

El ataque a la Democracia.

La democracia está bajo ataque en todo el Mundo, pero el ataque no es súbito, es aún más peligroso porque es legal.

AMLO Debe ser enjuiciado sin consulta popular: #TrasLaVerdad

Durante la conferencia mañanera número 437, el Presidente de la República, propone iniciar el procedimiento de consulta popular, para enjuiciar a los expresidentes de la República. Por supuesto que López no sabe qué delitos ni qué pruebas existen en contra de aquellos a quienes quiere enjuiciar m...

AMLO Insiste en entrometerse en las campañas electorales

Segundo día de campañas políticas y López se ha tenido que morder la lengua de desesperación. El presidente “campañero”, pendenciero, peleonero y provocador, de inmediato encontró con quien echar pleito, como tantas otras veces.
0
Shares